Contador de Visitas IMG
Visitas
Contador Web
Contador de Palabras IMG
Contador de Palabras

Mejores Posteadores IMG
Los posteadores más activos de la semana

Mejores posteadores IMG
Img Quien está en linea
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 24 el Vie Sep 28, 2012 8:50 am.
Img Ultimos temas
Últimos temas
» BoGyGaniiiii
Vie Jul 04, 2014 8:52 am por Yuurei

» Presentación de Kenji
Lun Jun 23, 2014 2:05 am por Kenji

» Primer Contacto
Sáb Mayo 31, 2014 3:28 am por Ikum

» Entrenamiento.
Jue Mayo 29, 2014 11:53 am por Yumi Hoshigaki

» En brazos del mar
Miér Mayo 28, 2014 12:08 pm por Yumi Hoshigaki

» País de las Olas (Enclave Especial Post Oficial)
Miér Mayo 28, 2014 6:01 am por Kirugani

» País de la Lava (Enclave Especial Post Oficial)
Miér Mayo 28, 2014 6:01 am por Kirugani

» País de la Muerte (Enclave Especial Post Oficial)
Miér Mayo 28, 2014 6:00 am por Kirugani

» País del Hierro (Enclave Especial Post Oficial)
Miér Mayo 28, 2014 6:00 am por Kirugani

» Villa Oculta de la estrella (Enclave Especial Post Oficial)
Miér Mayo 28, 2014 5:59 am por Kirugani

Licencia de Creative Commons
Naruto Mundo NM by Kirugani is licensed under a Creative Commons 3.0 Unported License.

Alsan llevé tu ojo hasta niveles insospechados

Ir abajo

Alsan llevé tu ojo hasta niveles insospechados

Mensaje por Agito Hoshigaki el Mar Mayo 15, 2012 7:07 am

Los difuntos son un tema muy delicado y con muchos significados...y todos dependen de la persona, unos los lloran, otros vengan su muerte, otros los recuerdan en sus buenos tiempos cuando eran felices, otros se alegran de su muerte y algunos, como Kenko, cumplen los sueños y objetivos que tenía el difunto.

Su antiguo amigo Alsan, muerto por una catástrofe natural fue lo que indujo a Kenko a estar todo el día en la cama, mirando al techo sin saber que hacer, viendo el ayer en el que aún estaba vivo mientras se torturaba con su muerte, esa espantosa muerte que hizo que Kenko tuviese el Sharingan del ojo izquierdo de su amigo implantado. No era capaz de dejar de echarse la culpa de su muerte, aunque no lo fuese, que de echo no lo fue, pero el no lo veía así. Los recuerdos le inundaban, la tristeza le encadenaba, y la desidia por la tristeza le mantenía preso a el sedentarismo y la auto compasión.

Mientras miraba al techo de su cuarto, eludiendo sus responsabilidades como Tsuchikage, una tenue voz le llamó desde una gran lejanía, esa voz provenía desde el cuarto de baño, la voz le resultaba familiar pero del que creía ser no podía hablar por lo que pensó que sería alguna trampa de alguien que quisiera hacerse con la villa, por lo que se acercó poco a poco y dispuesto a realizar cualquier técnica de ataque o defensa, la distancia entre él y el baño cada vez era menor y por eso los nervios aumentaban en el cuerpo de Kenko, entonces se puso delante del baño, cuya puerta estaba abierta con los hilos de su cuerpo dispuestos a aprisionar a alguien, pero allí no había ni un alma, mas esa voz seguía sonando desde el espejo que se encontraba encima del lavabo, al lado de la ducha. Kenko cada vez más desconfiado fue dudando más y más de lo que pudiera pasar frente al espejo, bien podría ser una técnica ilusoria para despistarle, pero aun así se acercó para mirar. No era ninguna técnica ilusoria, ni tampoco era nadie que quisiera hacerle mal alguno, para su sorpresa era la imagen del mismísimo Alsan en el espejo, pero solo estaba la imagen en el espejo, en frente de él estaba Kenko que misteriosamente pudo ver en ese momento con el ojo izquierdo, el cual activó el Sharingan por si mismo. Aquello parecía brujería, algo sobrehumano completamente, pero, no conforme con aparecer la imagen por si sola y apabullar la vista con esa revelación, comenzó a hablar para apabullar los oídos del Jiongu.

-Hola Kenko ¿Como lo llevas? Veo que has perfeccionado mi ojo hasta obtener el Magenkyo Sharingan...has hecho unos grandes progresos desde nuestro último encuentro.-Dijo con una voz tranquila al Jiongu que se encontraba desconfiado frente al espejo con un rostro de incredulidad.

-¿Eres real?-Preguntó seriamente dubitativo.

-Si y no, todo depende de tu punto de vista-Dijo la imagen mientras guiñaba el ojo izquierdo, entonces el ojo de Kenko brilló de una manera extraña, por lo que se tocó la mejilla izquierda para evitar taparse el ojo.

-¿Eres un fantasma?- Preguntó algo aterrado mientras se alejaba levemente.

-No, tranquilo, solo soy una técnica que realicé justo a tiempo antes de morir para que mi conciencia permaneciese en mis ojos, pero solo puedo manifestarme en el que tú posees, Kenko.

Kenko se limitó a observar el reflejo con cada vez mas relajación por ser la imagen de su amigo mientras que de vez en cuando soltaba alguna pregunta suelta en la conversación que mantuvieron en ese lugar y en ese momento.

La charla que tuvieron fue larga y tendida sobre todo lo que le había pasado a Kenko en la ausencia de Alsan: su examen de chunnin, la perdida de su brazo izquierdo, la recuperación de este por el cuerpo de Hamg, el sellado del demonio de las cinco colas en su cuerpo, como fue entrenando su Sharingan, su ascenso a Tsuchikage y demás eventos que fueron sucediendo a lo largo de ese periodo, pero Alsan paró su conversación y comenzó a hablar seriamente con Kenko.

-Kenko, ¿Por qué piensas que mi muerte es culpa tuya?- Preguntó sin preámbulo alguno.

Kenko tuvo una reacción bastante típica de él, miró al suelo con un rostro de tristeza y contestó con una voz de arrepentimiento -Si hubiese sido mas rápido, si no hubiera vacilado estarías ahora mismo vivo- Dijo entristecido hasta mas no poder mientras una lágrima brotaba de su ojo derecho, sin embargo, el ojo poseedor del Sharingan no derramó lágrima alguna, como si ese ojo no le hiciese caso a él, sino a el reflejo que estaba delante suya.

Alsan comenzó a sonreír con dulzura y amistad durante unos segundos, pero de forma que Kenko no le oyese, después intentó tocar el brazo del Jiongu, pero no era mas que un reflejo en el espejo, por lo que detuvo el rumbo de su mano y lo cambió para bajar el brazo, después comenzó a hablar de nuevo con Kenko.

-Kenko, eras aún un novato, ni yo con mi Sharingan lo podría haber impedido, no te martirices por algo que tu no provocaste, tan solo recuérdame como tu amigo y compañero.

Entonces Kenko levantó poco a poco la cabeza, se secó la lágrima y sonrió en agradecimiento a Alsan por quitarle ese enrome pesar que le mantenía en el suelo atado sin poder volar por el inmenso cielo que había siempre ante él.

-Gracias Alsan, gracias por ayudarme.- Dijo realmente agradecido por aquella extraña visita del mas allá.

Pero la redención no era lo único que Alsan le quería entregar había otra cosa mucho mas valiosa y por supuesto mucho mas útil que eso.

-Kenko, ahora creo que estas preparado para recibir el conocimiento de una técnica que tenía pensada desarrollar desde hace mucho tiempo pero que nunca pude crear porque no poseía el Magenkyo Sharingan.

Kenko muy interesad miró al reflejo atento esperando instrucciones para aprenderla, entonces la imagen le preguntó- ¿Estas preparado?- Preguntó Alsan preocupado porque la respuesta fuese una negativa.
En ese momento Kenko cerró uno de sus puños alzándolo hasta la altura de su pecho y miró a la imagen con una gran decisión y una sonrisa de acompañamiento-Pues claro, todo sea por ayudarte en tu camino y llevar hasta el máximo tu Sharingan, amigo mío-Dijo con una voz firme.

Entonces Alsan mostró una mueca de sonrisa al ver que su amigo Kenko no había cambiado ni un ápice, que seguía siendo tan risueño como siempre.
-Bien pero la técnica que te voy a conferir es altamente peligrosa y muy poderosa…debes tener cuidado en su utilización y empleo o de lo contrario el efecto podría ser nefasto-Le advirtió estricto y serio a su amigo aún vivo.

-Tranquilo Alsan, lo usare solo cuando lo vea preciso-Dijo para relajarle.

-Bien, comencemos-Entonces el ojo izquierdo de Kenko comenzó a brillar de un color escarlata muy intenso, tan intenso que parecía quemar como el fuego de un ardiente fénix, el rostro de Alsan permanecía serio, concentrado en transmitirle el conocimiento de la técnica a Kenko correctamente, ya que cualquier mínimo fallo podía ser la ruina de Jiongu de por vida. Por el contrario, al otro lado del espejo, Kenko se encontraba asustado ante aquel brillo tan iluminador que sucedía en su ojo izquierdo, No sabía lo que era y eso le hacía temer por su vida, pero eso solo fue durante los tres primeros segundos, pues tras ese miedo comenzó a pensar que se trataba de su amigo Alsan, y él nunca le haría mal alguno.

Tras un minuto el ojo poseedor del Sharingan de Kenko dejó de brillar y la mente de Kenko contenía la información para realizar la técnica y poder cumplir el objetivo de su difunto amigo. Cuando la luz dejó de producirse Alsan mostraba un rostro mas relajado y alegre, que fue señal de que su objetivo ya había sido completado y que ya podía descansar en paz.

-En fin Kenko, esto ya es un adiós definitivo-Dijo con una sonrisa. Kenko no quería que se marchase y se acercó más al espejo con un rostro lloroso y triste.

-Pero, pero no e vallas, puedes vivir en mi reflejo todo el tiempo que quieras, Alsan-Propuso desesperadamente intentando que se quedara para que Kenko pudiera disfrutar de su amigo.

-Kenko no puedo quedarme aquí, yo no soy el verdadero Alsan, solo soy una técnica que guardaba su conciencia y el conocimiento de la técnica hasta que tu llegases a dominar el Magenkyo Sharingan… ahora debo desaparecer, no aguantaré mucho tiempo aquí, pero no te preocupes, has conseguido que mi viaje sea al fin placentero, gracias, mi querido amigo- Al terminar esa frase Alsan desapareció y el ojo de Kenko volvió a la normalidad mientras este miraba la desaparición de la imagen de su amigo con una sonrisa y una ristra de lágrimas.

-No las des amigo mio, solo cumplo con mi deber-Dijo Kenko mientras se secaba las lágrimas que caían sin cesar por sus mejillas al lavabo.

Ciertamente la técnica que le había confiado su amigo era muy poderosa y en cierto modo peligroso, pues era la capacidad de copiar una técnica, pero no era una copia como la del Magenkyo Sharingan normal, no, esta sería permanente, no solo para ese combate y después la olvidaría, pero tenía sus restricciones, por ejemplo, solo podía tener conocimiento de una técnica ajena y en caso de aprender otra se olvidaría la anterior, otra pega es que para realizar la técnica aprendida debía mantener el Magenkyo Sharingan activado, lo que no solo era muy costoso sino que a la larga era perjudicial para el ojo con el que mantuviera activado el Magenkyo Sharingan, incluso en un uso muy prolongado llevaría a la perdida de, no solo visión con ese ojo, sino a la inutilización del Sharingan en él, por lo que habría que tener especial cuidado a la hora de utilizar esa técnica.

Kenko estaba contento y orgulloso de ser el elegido por Alsan para portar tan importante carga, pero poseer un Sharingan no era la aspiración de Kenko y ahora que ya había cumplido el sueño de su amigo muerto y que ya podía volar en lo que se refería por esa parte decidió cederle su ojo a alguien mas capacitado para usarlo, alguien como el Hokage de Konohagakure, que le ofreció un rato mas que jugoso. Si Kenko le entregaba ese Sharingan, el Hokage, el cual aún no conocía le entregaría cuatro corazones, cada uno de un elemento diferente. Realmente era un trato mas que jugoso, por eso decidió vestirse con sus ropas normales, su capa de Tsuchikage, su sombrero a juego con el puesto que indicaba el capa, se puso su ataúd a la espalda y abrió rumbo a Konoha.

Spoiler:
Waizu no hyōjō
Mirada de Sabio
Requisitos:
- Mangekyo Sharingan Activado.
- Ver la técnica enemiga una vez mientras se cumple el 1º requisito.
- Ser consciente de la técnica en el momento en que se está viendo.
- Superar en Int al enemigo si es una técnica Propia de éste.
Tipo: Ninjutsu.
Rango: S
Alcance: Visual.
Carácter: Suplementario
Coste: 300 Pck (1 Uso por Combate)
Efecto:
- Permite aprender una sola técnica de un adversario.
Contraefecto:
- Si se ha aprendido una técnica y posteriormente se aprende otra, la primera técnica aprendida se olvidará.
- Es necesario tener MS activado para imitar la técnica, tras haberla aprendido.
- Para usar la técnica en un combate posterior, habrá que hacer un entrenamiento de 1000 palabras.
Descripción: El giro eterno del Mangekyo Sharingan siempre se ha considerado signo de elevada inteligencia, pero esta técnica lo lleva más allá. Permite copiar, y posteriormente emular una técnica enemiga, siempre que el usuario no tenga ninguna barrera física para su repetición. Tan solo se puede emular una técnica, ya que éste jutsu permite copiar exactamente el mismo estilo único y personal de otro ninja, una proeza que necesitaría años
avatar
Agito Hoshigaki
Renegado
Renegado

Cantidad de envíos : 762
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 09/01/2012
Edad : 23

Estatus
Rango Off: -
Recompensa (Renegados): -

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.