Contador de Visitas IMG
Visitas
Contador Web
Contador de Palabras IMG
Contador de Palabras

Mejores Posteadores IMG
Los posteadores más activos de la semana

Mejores posteadores IMG
Img Quien está en linea
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 24 el Vie Sep 28, 2012 8:50 am.
Img Ultimos temas
Últimos temas
» BoGyGaniiiii
Vie Jul 04, 2014 8:52 am por Yuurei

» Presentación de Kenji
Lun Jun 23, 2014 2:05 am por Kenji

» Primer Contacto
Sáb Mayo 31, 2014 3:28 am por Ikum

» Entrenamiento.
Jue Mayo 29, 2014 11:53 am por Yumi Hoshigaki

» En brazos del mar
Miér Mayo 28, 2014 12:08 pm por Yumi Hoshigaki

» País de las Olas (Enclave Especial Post Oficial)
Miér Mayo 28, 2014 6:01 am por Kirugani

» País de la Lava (Enclave Especial Post Oficial)
Miér Mayo 28, 2014 6:01 am por Kirugani

» País de la Muerte (Enclave Especial Post Oficial)
Miér Mayo 28, 2014 6:00 am por Kirugani

» País del Hierro (Enclave Especial Post Oficial)
Miér Mayo 28, 2014 6:00 am por Kirugani

» Villa Oculta de la estrella (Enclave Especial Post Oficial)
Miér Mayo 28, 2014 5:59 am por Kirugani

Licencia de Creative Commons
Naruto Mundo NM by Kirugani is licensed under a Creative Commons 3.0 Unported License.

Aprendiendo a crear lanzas de cristal.

Ir abajo

Aprendiendo a crear lanzas de cristal.

Mensaje por Shika el Sáb Jun 23, 2012 3:35 am

Jutsu a aprender:
(Shoton: Kurisutarusupia)
(Elemento cristal: Lanza de Cristal)
Requisitos: Ninguno
Tipo: Ninjutsu
Condición: Ofensiva
Rango: C
Daño: 15 PV corte 35 PV clavada
Chakra: 20PCK
Efecto: El ninja crea una larga y afilada lanza de cristal que puede ser lanzada al enemigo o directamente clavada.
Descripción: Los Guren tienen la capacidad de crear unas afilada lanzas de cristal de color rosa, estas lanzas pueden tener difentes usos.

Son las cinco de la tarde de un día normal y corriente. Es verano, por lo que hace bastante calor. Ese mismo motivo me ha hecho ducharme hace un rato, por tanto aún sigo con el pelo mojado. Estoy en mi habitación, sentada en la cama leyendo un libro que me está pareciendo bastante interesante. Cuenta la historia de una chica que vive en un mundo bastante diferente al mío. Me gusta bastante la historia que me muestra cada hoja del magnífico libro. Es realmente interesante.

Sin embargo, algo me distrae. Por delante de la ventana acaba de pasar una sombra. ¿Una sombra? Sí, algo así. Tal vez era otra cosa, pero a mí me ha dado la sensación de ver una sombra… más bien porque era algo negro. Sí, completamente negro. Podría ser un pájaro o cualquier otra cosa, el caso es que me ha distraído de la lectura. Me acerco a la ventana y doy un respingo al ver que se rápidamente se empaña. Cuando vuelvo a acercarme, me parece distinguir un rostro tras el cristal, pero eso es imposible. Esta ventana está en un segundo piso, no hay nada debajo por lo que subir y, sin embargo… ¡ha desaparecido! ¿Dónde está?

Miro con atención hacia el cristal, pero no me atrevo a abrirlo. Sigue empañado, y ahora aparece la marca de una mano. Mis ojos se abren como platos y doy varios pasos atrás. ¿Una mano en mi ventana? Es… ¡eso es imposible! ¡No puede ser posible! Tiro el libro sobre la cama y salgo corriendo de la habitación, dirigiéndome a la cocina. Está en el piso de abajo, por lo que no sería tan extraño que apareciera ahí la mano.

Cuando llego, todo está a oscuras. No doy crédito a lo que ven mis ojos. Son las cinco de la tarde. Hace un momento he mirado la hora en el reloj de mi habitación, no puede haberse hecho noche cerrada. Además, esta noche hay luna llena, aunque no fuera de día vería perfectamente. No veo nada, por lo que me choco contra un mueble y mi dedo meñique del pie derecho sale bastante perjudicado. Doy saltitos a la pata coja y mi rodilla intercepta otro mueble, por lo que caigo en el sofá. En ese momento noto el frío contacto de un arma contra mi cuello… y despierto. Todo ha sido una pesadilla, una terrible pesadilla. Son las siete de la mañana de un día normal.

Delante de mí está el libro que leo en este momento. Ayer me quedé dormida mientras lo leía… y seguramente de ahí habrá salido mi sueño. Me froto los ojos y estiro los brazos antes de sentarme sobre el borde de la cama. Después, me acerco a la ventana y la abro para dejar entrar a la brisa matinal en mi habitación. La ropa que hoy me pondré está en la silla de al lado, por lo que me acerco y comienzo a vestirme.

Cuando me miro en el espejo, compruebo que el reflejo con camiseta de manga corta gris, pantalones cortos blancos y sandalias blancas corresponde a mi mirada con una sonrisa. Cojo un lazo del mismo color que mi camiseta y con él me ayudo para hacerme una coleta alta.

Una vez lista, entro en la cocina y desayuno un tazón de leche fría acompañado de las tostadas con mermelada de arándanos que tanto me gustan. Desayunar eso se ha convertido en uno de mis pequeños vicios, al igual que las rosas son para mí una obsesión. Me encantan esas flores. Malditos caracoles…

Tras terminar el desayuno, me dirijo de nuevo a la habitación y busco el lugar en que reposan los pergaminos que de tanta ayuda son a la hora de aprender técnicas. Sí, hoy aprenderé una nueva técnica. Los encuentro en el sitio de siempre: el escritorio que hay al lado de mi cama. Cojo los pergaminos en que aparecen jutsus de mi clan y me siento en la silla para escoger uno de ellos y aprenderlo hoy. Cuando ya me he decidido, salgo de la habitación y paso por la entrada para salir.

Ya fuera de la casa, mi vista se posa de nuevo en el rosal que hace unos días sirvió de manjar a los caracoles hambrientos. Me he prometido a mí misma que no desearé nada malo a esa especie, pero aún así tengo que hacer un gran esfuerzo por no maldecirlos. De verdad… ¿no podían haber buscado otra planta que comerse? Sé que las rosas tienen buena pinta, pero… hacer ese destrozo… Inhumano es, eso está clarísimo.

Tras pensar eso, me río y comienzo a caminar. Por el camino, coincido con varios comerciantes que me saludan y me comentan que hoy volverá a ser un día despejado y bastante caluroso. Normal… ¿acaso iban a cambiar las cosas? Estamos en pleno verano. Sacudo la cabeza y observo el cerezo que tengo al lado. Tiene bastantes frutas en las ramas y una de las hojas cae al suelo ante mi sonrisa. Sí... la próxima estación es otoño y ya no queda casi nada de tiempo. Entonces será mi cumpleaños…

Aspiro el aroma de las deliciosas cerezas y cierro los ojos un momento para escuchar el sonido de la brisa al pasar entre las ramas. No tengo prisa, he salido antes de tiempo y aún falta un rato para el amanecer, así que podría quedarme un buen rato a disfrutar de la naturaleza… y eso es lo que hago. Cautivada por el sonido de las ramas y el olor de los frutos, me acerco al tronco del árbol y me siento en el suelo, apoyando la espalda en el cerezo. Una cereza cae ante mí y la observo. Tiene buena pinta, pero ahora mismo no tengo hambre, quizá en otro momento vuelva por aquí para recoger alguna que otra.

Desvío la mirada a todos los árboles que hay a mi alrededor y descubro que casi todos los de esta zona son cerezos. Me pregunto si alguien los habrá plantado aquí, o cómo habrá llegado el primero de todos ellos en nacer… Las cosas de la naturaleza son bastante interesantes para mi punto de vista, por lo que mi mente recorre las ideas una a una mientras mis ojos observan cada detalle de los árboles. Al final, viendo que los troncos no siguen ningún orden en cuanto al lugar en el que han crecido, me decido por la idea de pensar que los pájaros tuvieron protagonismo en la primera parte de la plantación. Con esto quiero decir que ellos trajeron las semillas que dieron lugar a los primeros árboles.

Contemplo un rato más el lugar y decido pensar que después todo fue cosa del tiempo, de que las primeras cerezas cayeron al suelo, las comieron los pequeños animales y sus huesos dieron lugar a los cerezos más jóvenes. A simple vista se distingue que hay unos cuantos bastante más viejos que los demás. Al igual que delante de mí hay un pequeño arbolito que bien podría confundirse con una planta pequeña, de esas que permanecen escondidas entre las briznas de hierba.

Tras un rato de observación y viendo que se acerca el amanecer, decido continuar mi camino hacia el edificio del Tsuchikage y, por tanto hacia mi entrenamiento. Tengo decidido aprender a hacer alguna otra cosa más para la que necesite mi clan. Por tanto, aprenderé a hacer algo de cristal. Miro un momento el pergamino que llevo en la mano y recuerdo que en él aparece un jutsu gracias al cual puedo crear una lanza de cristal que me puede ayudar tanto en larga como en corta distancia mientras dura un combate.

Sonrío y, de nuevo, me alegro por ser del clan Guren, pues me gusta hacer cosas de cristal. Supongo que si canalizara mi chakra y meditara mucho podría hacer figuritas de cristal. Claro está, para eso necesitaría muchísima concentración. Tal vez lo intente en algún entrenamiento que tenga con Sonzu.

Llego ante el edificio del Tsuchikage y entro en la sala principal para después acercarme a un pasillo. A través de este, llego a las salas especiales de entrenamiento y me adentro en una de las primeras, pues prácticamente todas están libres aún. Me sorprende que haya tanta gente tardona en el mundo, menos mal que algunos demostramos la excepción en la raza humana.

En el centro de la sala, extiendo el pergamino y leo la técnica que voy a aprender. Parece bastante fácil, pero a la fuerza tuve que aprender que las apariencias engañan la mitad de veces, por lo que me dispongo a empezar. Realizo varios intentos fallidos y obtengo diferentes resultados, como un trozo de cristal sin nada de especial, un palo y demás objetos, todos de cristal rosa.
Tras todos los intentos, consigo hacer una lanza de cristal rosa que, a mi parecer, es bastante bonita… y útil para el combate. Hago alguna que otra maniobra con ella y, cuando me hago daño, decido parar de jugar con algo que puede llegar a resultar peligroso, así que recojo el pergamino que he utilizado para aprender la técnica y vuelvo a casa por el mismo camino por el que llegué.

_________________
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~SHISHIKA~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~:


Por favor, no me sueltes
Abrázame fuerte, con todo tu corazón
Quiero estar en tus brazos
Juntos, con nuestras frentes rozándose
Nos quedaremos dormidos
¿Eres consciente de que no podremos volver a vernos?




Más allá de las fronteras y el destino:



avatar
Shika
Kage Konoha
Kage Konoha

Cantidad de envíos : 705
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 01/05/2012

Estatus
Rango Off: - Pícara Tía Ganga
Recompensa (Renegados): - Mucha (En Sexo)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.