Contador de Visitas IMG
Visitas
Contador Web
Contador de Palabras IMG
Contador de Palabras

Mejores Posteadores IMG
Los posteadores más activos de la semana

Mejores posteadores IMG
Img Quien está en linea
¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 24 el Vie Sep 28, 2012 8:50 am.
Img Ultimos temas
Últimos temas
» BoGyGaniiiii
Vie Jul 04, 2014 8:52 am por Yuurei

» Presentación de Kenji
Lun Jun 23, 2014 2:05 am por Kenji

» Primer Contacto
Sáb Mayo 31, 2014 3:28 am por Ikum

» Entrenamiento.
Jue Mayo 29, 2014 11:53 am por Yumi Hoshigaki

» En brazos del mar
Miér Mayo 28, 2014 12:08 pm por Yumi Hoshigaki

» País de las Olas (Enclave Especial Post Oficial)
Miér Mayo 28, 2014 6:01 am por Kirugani

» País de la Lava (Enclave Especial Post Oficial)
Miér Mayo 28, 2014 6:01 am por Kirugani

» País de la Muerte (Enclave Especial Post Oficial)
Miér Mayo 28, 2014 6:00 am por Kirugani

» País del Hierro (Enclave Especial Post Oficial)
Miér Mayo 28, 2014 6:00 am por Kirugani

» Villa Oculta de la estrella (Enclave Especial Post Oficial)
Miér Mayo 28, 2014 5:59 am por Kirugani

Licencia de Creative Commons
Naruto Mundo NM by Kirugani is licensed under a Creative Commons 3.0 Unported License.

Katon: Gokakyu no Jutsu

Ir abajo

Katon: Gokakyu no Jutsu

Mensaje por Sonzu~ el Lun Jun 25, 2012 5:19 am

Jutsu a aprender:
Katon: Gokakyu no Jutsu
Elemento Fuego: Técnica de la Gran Bola de Fuego
Requisitos: sellos con ambas manos
Tipo: Ninjutsu
Condición: ofensiva
Rango: C
Daño: 40 PV
Chakra: 20 Chakra
Descripción: el Ninja inhala una gran cantidad de aire, el cual acumula y transforma en Chakra en los pulmones, y lo libera soplando a través de un anillo formado por los dedos índice y pulgar de la mano, liberando así una pequeña esfera de llamas que va creciendo mientras avanza en línea recta hasta transformarse en una gran bola de fuego con una gran potencia.


Me despierto aturdida sobre lo que, al tacto, parecen ser un montón de hojas. Es de noche, lo sé por el cielo oscuro lleno de estrellas, pero hoy brilla una gran luna llena que da la suficiente claridad para vislumbrar el frondoso bosque. Tengo los músculos entumecidos y no recuerdo como he llegado hasta allí, pero paso unos momentos encogida con la cabeza entre las rodillas, escuchando los ruidos de la noche. Oigo algunos aullidos de los lobos, el ulular de un búho, incluso el vuelo de una lechuza o los pequeños chillidos de algunos murciélagos.
Me encuentro confusa y perdida, siento la necesidad de huir de aquí, de los peligros que se ocultan en la oscuridad, de los brillantes ojos que me observan desde algún punto de la maleza… No me fijo en ellos, pero sé que están allí, acechándome, escrutándome curiosos y jugando a causarme miedo. Pero siento que debo esperar… Esperar a algo, o a alguien, por lo que no me muevo, no hago nada. Siento también que no tuviera nada de fuerza, como si todas mis energías hubieran desaparecido, por lo que no parezco encontrarme en situación de defenderme.
Puedo escuchar unos pasos que vienen hacia mí… En su caminar va pisando ramas, hojas secas, incluso escucho como algo raspa junto a un árbol. Pronto me alcanza, está justo detrás, siento su aliento en mi nuca… Pero en ese momento no tengo miedo, subo la cabeza y contemplo el gran lobo que me mira con unos grandes ojos blancos, cuya mirada guarda la misma pureza que la mía, y si pudiera existir, juraría que ese animal era de mi clan… pero era imposible, una estupidez. Aunque pueda parecer una tontería, pero me resulta familiar, y nada peligroso. Quizás yo sea más pequeña, o verdaderamente él enorme, pero es más grande que yo, mucho más grande… Tanto que podría subirme en su lomo. Y eso hago, me agarro al gris pelo del animal y de un salto ya estoy encima, con la cabeza apoyada en su pelo, entre sus omoplatos, que comienzan a subir y bajar mientras camina lentamente. Me siento segura junto a él, como si nada pudiera dañarme en esos momentos, como si los peligros de la noche hubieran desaparecido para dejarnos intimidad.
Bajo el gran astro que luce con su vestido de gala blanco el animal aúlla a tan bella figura, declarándola su diosa, y corre por el bosque conmigo firmemente agarrada a sus espaldas, compartiendo los rincones del lugar. Poco a poco mi vista se acostumbra a la penumbra y puedo ver mejor las maravillas que nos rodean y él intenta enseñarme.
Pero siento que algo va mal, oigo gruñidos entre la espesura, a pesar de que todos los seres que nos hemos encontrado anteriormente se apartaban a nuestro paso. Parece que algo osaba desafiarle. Me colocó bajo un frondoso y alto árbol mientras él iba al encuentro con su enemigo, y otro gran lobo negro de ojos amarillos aparece en el claro. Empiezan a pelear, las dos bestias buscan su piel para dañarla con dientes, garras… La sangre cae al suelo, incluso algunas gotas bañan mi rostro, pero no le doy importancia. Solo me fijo en aquel lobo que me protege y busca con la mirada, que cae el suelo inconsciente, y cuando intento ir a su lado, algo me arrastra, como un agujero negro…


Jadeando y sudando me despierto sobre la cama, mirando a un lado y otro desorbitada, con la ventana abierta, por lo que puedo contemplar la luna llena que ilumina el cielo aún, pero no tardará mucho en irse, pues los primeros rayos del alba ya bañan el cielo. Las estrellas han desaparecido debido a la creciente claridad. Echo mi cabello negro para atrás, intentando recomponerme mientras me repito que solo ha sido un sueño. Parecía tan real… Incluso paso la mano por mi cara, buscando alguna gota de sangre, aunque solo encuentro sudor… Va siendo hora de darse una ducha, el cuerpo me lo agradecerá. Cada vez estoy más cansada, se notan los días de entrenamiento, y a pesar de que intento dormir en cuanto llego a casa pocas veces obtengo el resultado deseado, por lo que acabo durmiendo menos horas de las que me gustaría. Los nervios empiezan a jugarme una mala pasada…
El agua fría baña mi cuerpo, pero esta vez no logro cantar en la ducha, las imágenes que me han torturado durante la noche aún están presentes. Me sentía tan protegida cuando estaba con el lobo a mis espaldas… ¿Por qué tuvo que aparecer el otro animal a matarlo? ¿Qué le llevaba a castigarle de aquella manera? Sé muy bien que eran recuerdos del pasado… No entiendo la razón de que ahora todo ello nuble mi mente… Pero dejo escapar unas lágrimas de mis ojos, aquel gesto que había aguantado durante tanto tiempo, a la vez que la rabia inunda mi interior… Es como si la llama de mi corazón se avivase con furia, y sé lo que debo hacer. Miro mi reflejo en el espejo, aún desnuda, y me doy cuenta de que sigo estando delgada, y se nota que mi cuerpo está más trabajado… Aunque sigue sin ser suficiente, me prometo en silencio que iré pronto a entrenar mi fuerza, pues necesito tener un buen dominio del taijutsu y no me vendrá nada mal.
Me visto sin prestar mucha atención a la ropa, una camiseta lila y unos pantalones largos negros, combinados con las sandalias ninjas del mismo color… Quizás pase calor, pero el color oscuro es el mismo con el que tacho a mis pesadillas, sin darme cuenta apenas lo asocio con lo sucedido aquella noche.
Desayuno poco, con el estómago cerrado por los malos sueños, a lo mejor acabo arrepintiéndome al final de la jornada, pero también apunto mentalmente que debo cenar fuerte esta noche.
Al terminar me dirijo al edificio del Tsuchikage, en la sala especial de la villa, no me apetece encontrarme con nadie en los páramos o las montañas, pues últimamente hay más gente. Recojo a uno de los muñecos que me ha servido de entrenamiento, tiene la cabeza algo rota debido a uno de los entrenamientos con Dártirus, donde este le clavó un kunai, pero no me molesta.
Le llevo a una sala vacía, con cuidado de no interrumpir a nadie en pleno aprendizaje, y cierro la puerta con cuidado. Esta vez coloco al muñeco más allá de la mitad de la habitación.

Voy a entrenar una técnica de mi elemento, hoy voy a hacer eso que suelen decir los padres a los niños que no deben hacer: jugar con fuego. Sé hacer una bola de fuego más bien pequeña, del tamaño de un balón de fútbol, pero necesito algo más grande y potente… Tengo que coger más aire para transformarlo en chakra en mis pulmones y lograr hacer una bola más grande, que si no recuerdo mal, irá creciendo a medida que avance.
Pruebo el primer intento, cogiendo bastante aire, poniendo los dedos índice y pulgar como un anillo delante de mi boca, y cuando creo que es suficiente, lo exhalo con fuerza. La bola de fuego se hace, pero no con el resultado esperado, pues es igual de pequeña que las que ya sé, y no crece nada en el recorrido esperado hasta impactar con el muñeco. Me enfado conmigo misma al no poder realizarla, aunque sé que es muy complicado hacerlo al primer intento.
Vuelvo a repetir la acción, hago los sellos indicados con ambas manos y cojo una gran bocanada de aire, más grande que la anterior, pero al escupirlo la bola de fuego desaparece casi al instante. Tercer intento, los sellos bien, incluso el aire, pero al liberar la llama creada en mi interior he separado demasiado el anillo formado junto a mis labios, o quizás ha sido un fallo al soltar el fuego, pero mis dedos acaban perjudicados, doloridos por la quemadura que me causan. Intento aguantar el dolor lo mejor posible, son estragos necesarios para mejorar. Mejorar y ser más fuerte… No puedo rendirme por cosas tan simples como estas, no puedo permitirme ser débil. Una y otra vez repito la técnica, rabiosa por costarme tanto el manejarla. Hay personas que ahora pueden llegar a depender de mi, cosas que me importan y debo proteger, incluso luchar por mi propia existencia, y si me cuesta tanto no lograré llegar muy lejos.
El maniquí se ríe de mi, se vuelve a mis ojos aquel lobo que mató a mi compañero en oscuros sueños, para definitivamente aparecer ante mis ojos la imagen de uno de los asaltantes de mi padre, burlándose de mi con su mirada, arrebatándole la vida… Furiosa, aspiro alto contenido en aire para callar las risas que suenan en mi cabeza, con mis dedos doloridos formo un anillo de fuego, y lanzo la bola directa hacia él… Crece en su recorrido, hasta impactar contra él, que termina siendo un simple muñeco en llamas.
Y acabo en el suelo, exhausta, pero algo más fuerte... Algo más fuerte.
avatar
Sonzu~
Imperatrix de Kiri
Imperatrix de Kiri

Cantidad de envíos : 382
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 04/02/2012
Localización : Buh

Estatus
Rango Off: -
Recompensa (Renegados): -

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Katon: Gokakyu no Jutsu

Mensaje por Blank el Lun Jun 25, 2012 5:23 am

Revisado.
avatar
Blank
Kage Suna
Kage Suna

Cantidad de envíos : 1521
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 17/02/2012

Estatus
Rango Off: - Moderador Global, La mano de las pajas del WM
Recompensa (Renegados): -

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.