Contador de Visitas IMG
Visitas
Contador Web
Contador de Palabras IMG
Contador de Palabras

Mejores Posteadores IMG
Los posteadores más activos de la semana

Mejores posteadores IMG
Img Quien está en linea
¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 24 el Vie Sep 28, 2012 8:50 am.
Img Ultimos temas
Últimos temas
» BoGyGaniiiii
Vie Jul 04, 2014 8:52 am por Yuurei

» Presentación de Kenji
Lun Jun 23, 2014 2:05 am por Kenji

» Primer Contacto
Sáb Mayo 31, 2014 3:28 am por Ikum

» Entrenamiento.
Jue Mayo 29, 2014 11:53 am por Yumi Hoshigaki

» En brazos del mar
Miér Mayo 28, 2014 12:08 pm por Yumi Hoshigaki

» País de las Olas (Enclave Especial Post Oficial)
Miér Mayo 28, 2014 6:01 am por Kirugani

» País de la Lava (Enclave Especial Post Oficial)
Miér Mayo 28, 2014 6:01 am por Kirugani

» País de la Muerte (Enclave Especial Post Oficial)
Miér Mayo 28, 2014 6:00 am por Kirugani

» País del Hierro (Enclave Especial Post Oficial)
Miér Mayo 28, 2014 6:00 am por Kirugani

» Villa Oculta de la estrella (Enclave Especial Post Oficial)
Miér Mayo 28, 2014 5:59 am por Kirugani

Licencia de Creative Commons
Naruto Mundo NM by Kirugani is licensed under a Creative Commons 3.0 Unported License.

Paralizando a mi enemigo.

Ir abajo

Paralizando a mi enemigo.

Mensaje por Shika el Dom Jul 01, 2012 3:49 am

Jutsu a aprender:
Jishaku Nimpo: Denji Genmu
Artes Ninja Magnéticas: Fantasma Eléctrico
Requisitos: Sellos con ambas manos.
Tipo: Ninjutsu
Condición: suplementaria
Rango: B
Efecto: Paraliza al enemigo por 2 turnos
Chakra: 40 Chakra (3 usos)
Descripción: el Ninja envía contra el enemigo una lluvia de polvo y pequeños fragmentos de metal que luego carga con electricidad para hacer que rodeen al enemigo y comiencen a brillar con intensidad, interrumpiendo las ondas nerviosas que activan los músculos, y por ello paralizándole.

Al igual que la mayor parte de aquellos días, me había despertado varias horas antes del amanecer agobiada por las pesadillas. Intentaba volver a dormir, pero en el momento en que cerraba los ojos volvían los recuerdos. Llevaba así casi una semana, sin poder dormir apenas, sumiéndome en un mundo de malos sueños cada noche. Viajando al barranco de las ideas por el que había paseado mientras salía del examen. Acudían a mí imágenes de mi infancia, momentos en que reía y momentos en que lloraba, agobiada por la oscuridad que se cernía sobre mí cada noche. Me acompañaban también los tentáculos que habían palpado cada centímetro de mi cuerpo, los que habían dejado una semilla en mi interior, semilla que se convirtió en doce criaturas. Las lágrimas acudían a mis ojos aquella noche en que no podía evadirme de la realidad. Me senté en la cama con la espalda apoyada en la pared y los brazos abrazando mis piernas. En ese estado no podía pensar con claridad, no podía concentrarme en nada que no fuera el dolor. Mi vista paseó por la habitación hasta llegar a la ventana, donde se paró para observar las estrellas y la luna. Aquella imagen conseguía distraerme del dolor que me causaban los recuerdos, pero no completamente. Pasaron varias horas mientras contemplaba el paisaje desde la oscuridad de mi habitación, observando cómo los astros se movían lentamente con el paso del tiempo, viendo cómo la luna desaparecía tras las montañas.

Cuando amaneció, decidí intentar prepararme para ir a entrenar alguna técnica, por lo que abrí el armario y me vestí con un pantalón corto negro y una camiseta del mismo color. Después me calcé unas sandalias también oscuras y me puse el chaleco que me correspondía por haber superado el examen… aquel examen que tanto dolor me ofrecería durante un buen tiempo. Confiaba en mí misma para superar el trauma, pero sabía perfectamente que sola no lo conseguiría, por esa misma razón muchos días había acudido a Sonzu, la única en que confiaba. Sin embargo, aquel día ella no estaba en casa, habría salido a entrenar o algo así, por lo que tuve que apañármelas sola para ir hasta la cocina, desayunar y seguir preparándome para el entrenamiento. Mientras cruzaba la casa me crucé con Yami, la criaturilla que me había quedado como premio del examen. Era una de las doce que el monstruo había sembrado en mi interior, la más pequeña… la más humana. Se había asegurado un hueco en mi corazón con esa vocecilla de niño que le salía cuando intentaba decir algo. Sólo conseguía hacer un sonido semejante al del padre, pero no gutural. A mí, personalmente, me hacía mucha gracia cada momento en que él intentaba expresarse a su forma, decirme que quería mimos o caricias.

Le rasqué el lomo y le llamé al salir por la puerta para que me acompañara al entrenamiento, aquel día no quería estar sola, pero tampoco me apetecía tener demasiada compañía, por lo que él era perfecto. Seguimos el camino de siempre hasta llegar al edificio del Tsuchikage y, con el permiso de la secretaria, pude ir a la sala de entrenamiento con él. Normalmente no podía llevarle a aquel sitio, pero sabiendo de mi estado a veces me dejaban colar al bichejo. Sabían que esta criaturilla no hacía daño a la gente, por lo que no ponían problema alguno en dejarle entrar los días que yo me encontraba peor.

Nos dirigimos a una de las salas especiales para entrenar que había libres y entramos en ella. Para mi sorpresa, encontré un muñeco de entrenamiento en el centro de la sala y no pude evitar sonreír al pensar que para el jutsu que iba a aprender necesitaba el objetivo, que se me había olvidado coger antes. Gracias al despiste de algún ninja que había entrenado antes en la sala sin recoger después el muñeco, tardaría menos en comenzar el entrenamiento. Miré con seriedad al muñeco y comencé a pensar en la técnica que quería aprender, era del elemento Raiton y me ayudaría a paralizar a mi oponente durante un combate.

Me dispuse a intentarlo y comencé a hacer sellos con ambas manos, viendo cómo se levantaba un poco de arena del suelo. Sin embargo, ahí quedaba el intento. Volví a hacer los sellos y esta vez la arena y las placas metálicas se acercaron un poco a mi objetivo, pero nada más. Tras varios intentos con resultados bastante parecidos, conseguí que la arena y las placas rodearan al muñeco y, varios intentos después, se electrificaron, paralizándole si se hubiera movido. Por fin había aprendido el jutsu y podía irme a casa, acompañada de Yami.

_________________
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~SHISHIKA~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~:


Por favor, no me sueltes
Abrázame fuerte, con todo tu corazón
Quiero estar en tus brazos
Juntos, con nuestras frentes rozándose
Nos quedaremos dormidos
¿Eres consciente de que no podremos volver a vernos?




Más allá de las fronteras y el destino:



avatar
Shika
Kage Konoha
Kage Konoha

Cantidad de envíos : 705
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 01/05/2012

Estatus
Rango Off: - Pícara Tía Ganga
Recompensa (Renegados): - Mucha (En Sexo)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Paralizando a mi enemigo.

Mensaje por Blank el Dom Jul 01, 2012 8:19 am

Revisado.
avatar
Blank
Kage Suna
Kage Suna

Cantidad de envíos : 1521
Reputación : 34
Fecha de inscripción : 17/02/2012

Estatus
Rango Off: - Moderador Global, La mano de las pajas del WM
Recompensa (Renegados): -

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.