Contador de Visitas IMG
Visitas
Contador Web
Contador de Palabras IMG
Contador de Palabras

Mejores Posteadores IMG
Los posteadores más activos de la semana

Mejores posteadores IMG
Img Quien está en linea
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 24 el Vie Sep 28, 2012 8:50 am.
Img Ultimos temas
Últimos temas
» BoGyGaniiiii
Vie Jul 04, 2014 8:52 am por Yuurei

» Presentación de Kenji
Lun Jun 23, 2014 2:05 am por Kenji

» Primer Contacto
Sáb Mayo 31, 2014 3:28 am por Ikum

» Entrenamiento.
Jue Mayo 29, 2014 11:53 am por Yumi Hoshigaki

» En brazos del mar
Miér Mayo 28, 2014 12:08 pm por Yumi Hoshigaki

» País de las Olas (Enclave Especial Post Oficial)
Miér Mayo 28, 2014 6:01 am por Kirugani

» País de la Lava (Enclave Especial Post Oficial)
Miér Mayo 28, 2014 6:01 am por Kirugani

» País de la Muerte (Enclave Especial Post Oficial)
Miér Mayo 28, 2014 6:00 am por Kirugani

» País del Hierro (Enclave Especial Post Oficial)
Miér Mayo 28, 2014 6:00 am por Kirugani

» Villa Oculta de la estrella (Enclave Especial Post Oficial)
Miér Mayo 28, 2014 5:59 am por Kirugani

Licencia de Creative Commons
Naruto Mundo NM by Kirugani is licensed under a Creative Commons 3.0 Unported License.

En brazos del mar

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

En brazos del mar

Mensaje por Kilik Hoshigaki el Lun Mayo 19, 2014 11:12 am

-Uno, dos, tres…- Me gusta contar los segundos que aguanto debajo del agua, cada día que pasa aguanto más tiempo, más tiempo bajo el manto que me arropa por completo y no me deja caer, cada segundo que paso en las profundidades me siento más apegado a ellas. Era de noche, bastante adentrada además, tenía que asegurarme que mi hermana dormía, no quería que viera las marcas de mi cuerpo, el mundo ya fue bastante doloroso para ella como para que lo fuese más aún, no podía permitirlo. Mi deber era protegerla, cuidarla, evitar que se hiciera daño mientras nuestro padre no estaba en casa, y era bastante a menudo. Realmente me gustaría que pasase más tiempo con nosotros, no porque me caiga bien, sino porque mientras esta él, se con seguridad que ella estará bien. Ella… No puedo describir el amor que siento por Yumi, mi querida hermana, jamás querría separarme de ella, jamás dejaré que le pase nada, aunque tenga que dar mi vida por ella.

-Cuarenta y dos, cuarenta y tres, cuarenta y cuatro…- El tiempo seguía pasando mientras buceaba en la oscuridad de la noche, viendo los corales mientras mi pelo ondeaba suave y grácil bajo el agua con los pececillos que huían al advertirse de mi acercamiento, era muy gracioso verles nadar en todas las direcciones. Aunque no podía evitar sentirme como ellos, asustados en busca de refugio, pero mi amenaza era yo mismo, mi propia debilidad, tenía que hacerme más fuerte o no podría proteger a Yumi por mí mismo nunca, tenía que hacerlo por ella y por mí mismo. Había peces de muchos colores, eran muy bellos… Una lástima que jamás fuese uno de ellos, yo solo podría tener un color, el color de la sangre que bañaba mi propio cuerpo con cada entrenamiento, el color de la sangre de mis enemigos y el color de la sangre derramada en el combate. A veces me gustaría tener otro color, pero es el color que decidí tener por salvar a los míos, a fin de cuentas debe haber guardianes que protejan los más valiosos tesoros que hay en el mundo.

-Ochenta y uno…FUCK...- Empecé a quedarme sin aire, pero antes de perder la calma me dejé guiar por la luz de la luna hasta la superficie, sacando la cabeza y agitándola para quitarme los pelos de la cara mientras las olas chocaban entre las rocas y los acantilados, roídos por el agua salada, de la costa. Estaba cansado pero todavía no quería irme a dormir… Además Mi hogar estaba a apenas cinco minutos de aquí, así que no me corría prisa. Jadeaba mientras pensaba en volver a sumergirme una vez más en la que consideraba como mi verdadera madre, ya que nunca llegué a conocerla. -Una vez más…. Tengo que ver mi chakra… Tengo que verme tal como soy.- Y sin más dilación me sumegrí mientras me concentraba y cerraba los ojos. Comencé a concentrar mi chakra para hacerlo visible en un aura azulada muy luminosa, esta comenzó a tomar forma poco a poco de lo que representaba. “Espero que Yumi no se despierte y descubra que no estoy en mi cama” pensaba para mí mismo mientras abría los ojos para ver como mi chakra se unía al agua y se moldeaba en un gran tiburón cuya ferocidad igualaba a la del animal original, y aunque supiera que era mero chakra concentrado y que no podía dañarme, no podía evitar asustarme ver sus ojos oscuros y vacíos.

Así era yo: Feroz, duro y destructivo, pero a la vez solitario y vacío, vacío de sueños, jamás les vi utilidad.

treinta y seis, treinta y siete, treinta y ocho…- Aquel tiburón intentaba morder a los pecesillos que nadaban tranquilos por la zona, aunque no podía tocarlos realmente. Los animales no nadaban despavoridos, no tenían miedo del tiburón, pero entonces ¿Por qué le temía yo tanto?, quizás no temiera al tiburón, quizás temiese otra cosa, pero aún no sabría decir que era. Con el tiempo ese reflejo de chakra, esa creación propia se percató de mi presencia, viniendo a por mí temerario y despiadado a una velocidad vertiginosa. Atacado por mí mismo, irónico cuanto menos…

Justo antes de que me devorase, o por lo menos lo intentara, cerré los ojos y este desapareció mientras mi chakra se disolvía con el mar. setenta y cinco, setenta y seis…Será mejor que salga…FUCK.- Nadé raudo y veloz hasta salir del agua, saliendo de nuevo a la superficie para mirar por donde estaba la playa donde dejé mi ropa, y así nadé hasta allí saliendo del agua por completo, estando tan solo en bañador. Hacía un poco de viento y comenzaba a tener frío, pero ahora estaba preparado para entrenar en serio, ya podía empezar lo que había venido a hacer. Anduve descalzo, sintiendo la arena bajo mis pies, hasta estar frente una enorme roca-Hasta que no escale esta pared de piedra no volveré a casa, FUCK.- Miré hacia arriba, pero no era capaz de ver el final de esa meta autoimpuesta mientras sonreía.

Me tomé un par de minutos para tomar aliento y vestirme otra vez, con mi chaqueta de cuero para que no se vieran mis cicatrices, entonces volví a acercarme a la roca y cerré los ojos, mientras me concentraba de nuevo, la paz y la tranquilidad, el ir y venir de las olas, el sonido del viento pasar por los huecos de las rocas, todos los sonidos que había no hacían más que relajarme y a la vez mantenerme concentrado. En las plantas de mis pies comenzó a apelmazarse chakra de forma controlada, algunos granos de arena se pegaban a este chakra mientras mi silencio permanecía constante, abrí los ojos decidido -Allá voy.-Salté contra la roca para caer de pie y comenzar a correr hacia lo alto con todas mis fuerzas.

Todo parecía ir bien, pero no estaba bastante concentrado, no lo dominaba por completo, por eso caí, habiendo subido tres metros por aquella enorme roca comencé a caer hasta estrellarme contra el suelo, el dolor era indescriptible, pero eso no iba a tumbarme -FUCK.- Grité mientras me levantaba dolorido, lentamente un reguero de sangre bajó por mi frente hasta llegar a mi ceja derecha. Toqué la sangre para verla entre mis dedos un par de segundos mientras jadeaba y miré a o alto, tenía que subir aquella roca, tenía que llegar a lo más alto…Tenía que superar este obstáculo aunque muriera en el intento. Me quité la sangre con la manga de la chaqueta y volví a concentrarme, esta vez durante más tiempo, dedicando más minutos a los sonidos que me envolvían y mecían en ese paraje, dejándome guiar por el viento y el agua, fusionándome con el tacto de la arena bajo mis pies, sintiendo los años de la roca que quería escalar mientras que mi chakra volvía a fluir por las plantas de mis pies, dejándome llevar por mis propios instintos. Esta sensación de paz conmigo mismo me recordaba a lo que sentía bajo la inmensidad azul del mar y sin entender por qué cogí aire y lo aguante en mis pulmones mientras saltaba hacía la roca de nuevo, esta vez con los ojos cerrados. Mis pies se pegaron a la roca mientras mis plantas brillaban como dos zafiros y mis ojos se abrían lentamente -Paciencia…- comencé dando el primer paso con cuidado y lentitud. -Quietud… Sutileza…Adaptación…- Poco a poco comenzaba a dar más paso con más gracia, de forma suave y sutil, parecía moverme cómo el agua pura y cristalina que tanto me gustaba - En calma, como el arroyo, relajado como el lago e imperturbable como el mismo mar…- Me decía a mí mismo mientras avanzaba más confiado hasta la cumbre, danzando relajado y bastante despreocupado, parecía que mis preocupaciones y miedos se los había llevado la marea y lo habían hundido en las profundidades del misterioso mar.

Paulatinamente fui ascendiendo hasta llegar al fin a la cumbre de aquella roca y sentarme en ella, contemplando la infinitud del océano ante la brevedad de mi presencia, dejándose ver este bajo la luz de la luna llena y escoltada por las brillantes estrellas que supervisaban mi estancia por encima de mi cabeza. Todo era tan hermoso que ni el más profundo verso, ni la pintura más realista, ni tan siquiera habría una palabra que pudiera describir lo que me hacía sentir, tan solo se me ocurría una palabra, pero también se quedaba corto, por eso nunca la pronuncié en la alto de esa inmensa roca.

Cuando pasó el tiempo bajé de la roca y corrí a por mis sandalias ninja para disponerme a irme a casa ya, con calma y despacio, pues estaba cansado y tampoco quería irme de allí, no quería abandonar ese santuario, pero no quedaba otra. Terminé saliendo de la playa y caminé durante unos cinco o seis minutos hasta llegar a casa, miré la entrada y resoplé mientras entraba despacio y sigiloso hasta la cocina para comer algo antes de irme a la cama, pero antes miré hacía las escaleras, por donde se subía a las habitaciones -Parece seguir durmiendo.- Dije susurrando para no despertar a nadie. Parece que nadie se percató de mi salida, ni de mi entrada, así que fui a la cocina satisfecho por el buen entrenamiento.

entrenamiento:
Hice 1551 palabras así que entreno habilidad:

Trepar superficies verticales mediante chakra
Descripción: el ninja es capaz de trepar superficies verticales usando su chakra para mantenerse sujeto a la superficie del medio en el que trepa. Requiere una gran concentración para lograrlo.
Coste: 1pc por turno.
Requisitos: 20 o más en control del chakra.
Mejoras:
- Te permite trepar superficies verticales.
- 10puntos más a CCK.
Aprendizaje: 1500 palabras.
avatar
Kilik Hoshigaki

Cantidad de envíos : 7
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 19/05/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En brazos del mar

Mensaje por Yumi Hoshigaki el Mar Mayo 20, 2014 11:46 am

Calma y sutileza, una gran sutileza la que recorría mi cuerpo mientras que intentaba dormir, revolcándose por mi cuerpo las sábanas mientras que el calor hacía que de mi frente naciera algo de sudor. Que calor tengo, madre mía… y pensé que este calor se pasaría en unos días. Ya hacía bastante tiempo que el calor de los días me sofocaba, me daban ganas de dormir en la terraza de mi habitación, pero tenía claro que como me echara allí, al día siguiente me despertaría con el cuerpo lleno de picaduras de mosquitos insaciables que se alimentarían una y otra vez de la sangre que recorre las venas y entrañas de mi cuerpo. Y lo que más odio son las picaduras de mosquitos. Una vuelta tras o otra daba yo en la cama, mientras que las sábanas me parecían aún más pegajosas a las curvas que mis caderas formaban cuando me ponía de lado. A un lado estaba la ventana, abierta aunque con una gran tela para que los mosquitos no entraran, corría algo de aire, pero nada comparable con el calor que yo sentía, cada vez que miraba para ese lado, me tranquilizaba ver el color de la luna, el resplandor de la luna sobre mi habitación. Mientras que al otro lado, una mesita pequeña y baja de habitación tenía en su parte superior una pulsera de cuentas azules que yo me ponía a veces, también estaba mi collar con el kunai que había hecho, un pequeño kunai de madera inservible si de una batalla se tratase, una pequeña lámpara, rodeando a la cerrilla de florecitas de cristal, que en ese momento tenía su mecha totalmente apagada. La luz de la luna hacía que mi vista siempre se viera puesta hacia la ventana, la tranquilidad y serenidad que me proporcionaba la luna, no lo hacía nada.

Nada excepto un paseo por el bosque. También era algo que me tranquilizaba, un paseo por el uno de los bosques que rodeaban la casa en la que, Kilik y yo, convivíamos con nuestros padres, adoptivos, pero padres al fin y al cabo, teniendo en cuenta que nuestros verdaderos progenitores nunca dieron la cara por tan atroz acción de dejar a dos pequeños niños a las puertas de un orfanato, sin ni siquiera ir a verlo en ningún momento, no dar señales ni de vida ni de cariño. Hijos de puta. Os deseo la muerte más horrible. Comencé a pensar en muertes que les iría bien como condena por haberme hecho pasar los peores años de mi vida en ese orfanato, y nada más pensar, se me vino a la cabeza una de las peores muertes que podrían existir, y que seguramente me gustaría presenciar, y era la de morir ahogados. Me encantaría que el poder que fluye por mis venas, mi madre natural que me dio el chakra acabara con vuestras míseras vidas, que mi poder incesante succionara el último hálito de vida que quedara en vuestro frío y muerto corazón, después de que las gotas de agua entraran por vuestro cuerpo hasta que explotaran, manchándolo todo de sangre. No me gustaban esos pensamiento en mi cabeza, no me gustaba la muerte, aunque realmente me daba igual, pero, siendo completamente sincera, me gustaría que mis dos padres verdaderos algún día sufrieran lo que yo sufrí durante todos los años en el orfanato, y que si no hubiera sido por Kilik, mi hermano, mi alma gemela, y la persona que más quería en el mundo, habrían sido los peores años de mi vida.

Nunca sabré como agradecérselo. Nunca. En la vida. Seguí con mi rutina de dar vueltas en la cama, nada conseguía que yo conciliara el sueño, nada, ni si quiera la tranquilidad que la luz de la luna me proporcionaba. Cansada de dar tantas vueltas, maldije la siesta que me había echado la tarde anterior, pero realmente el cansancio del entrenamiento del día anterior con Kilik me había dejado machacada. Bueno, ya que no puedo conciliar el sueño, algo tendré que hacer… Me levanté de la cama, con mi camisón de volantes rojos y mi melena despeinada, me cambié de ropa para un vestido más concorde a lo que iba a hacer, y bajé despacio por las escaleras de la casa, nuestros padres no estaba en casa, pero Kilik podría estar durmiendo. Vamos, Yumi, no te mientas a ti misma, sabes que seguramente estará entrenando o dando una vuelta, aunque más claramente la primera. Y aunque sabía que lo más probable era que Kilik no estuviera en la cama, no quitaba que debiera de ir despacio, por si en un supuesto más que improbable, mi hermano estuviera en su cama conciliando un sueño que a mí me era imposible, ya fuera por el calor, o por la falta de sueño proporcionada por la siesta de la tarde anterior.

Me puse mi calzado perfecto para dar un largo paseo, mi diadema en el pelo para que este no me estorbara y como no, algo que siempre llevaba encima era mi colgante con el pequeño kunai hecho de madera, tallado por mí misma. Abrí la puerta, la cual chirrió un poco, y sin temor que nadie se viera incordiado por el ruido, y cerrando despacio, salí del pequeño hall formado por tierra hasta la entrada de un gran bosques donde siempre me gustaba correr libre. Miré hacia una de las copas más grandes, ahí tengo que subir yo. Y mientras que iba escalando, recordé uno de los libros que papá guardaba sobre artes ninja, y recuerdo lo primero que leí nada más abrirlo, todo por curiosidad claro. “Artes ninja: Trepar superficies verticales mediante chakra. Descripción: Consiste en que el ninja es capaz de trepar superficies verticales usando su chakra para mantenerse sujeto a la superficie del medio en el que trepa. Requiere una gran concentración para lograrlo. Se debe, también, poseer un control básico sobre su chakra para controlar dicha habilidad. Es una de las más básicas que un ninja puede tener.”

Recordé lo que pensé en ese momento: Parece que es algo importante para todo ninja primario, algún día deberé de aprenderla. Y así pasaron las semanas, y a día de hoy aún no había aprendido nada de lo que ese libro, que mi padre guardaba con tanta, ansia, traía. Quizás algún día tendría que empezar, y tal día como hoy no es malo la verdad, aunque este árbol es bastante grande y voluminoso, y sin duda por su tronco puedo caminar perfectamente si pudiera dominar esta habilidad al completo, seguramente mi padre se sentiría muy orgulloso de mí, además de Kilik.

Comencé por concentrar charka en mis pies, estos comenzaron a notar una pequeña presión por el chakra que estaba concentrando en solo el punto que formaban las platas de mis pies. Empecé a jadear con tan solo el control de mi chakra. Parece que esto va a ser más duro de lo que pensaba. Pero eso no hizo que me diera por vencida, no hizo eso, si no que tuvo el efecto contrario sobre mis ganas y optimó que mi cuerpo comenzara a sacar fuerzas de donde no las había, comenzara con más ansia a controlar el poder que antes me parecía más incontrolable, comenzara a optimar el transcurso a poder controlar mi chakra y así llevar a cabo con positivos resultados la adecuación de mi chakra para la habilidad de poder caminar sobre superficies verticales. En el libro decía que era algo que todo ninja debía tener más o menos controlado y sabido, y yo no era una ninja menos que todos los que antes hubieran pasado por estos momentos. Comencé a optimar el poder que dentro de mí comenzaba a emanar con fuerza, rugían las fuerzas como un tiburón encarcelado, dispuesto a salir y comerse al animal que tan grande fuera el que se pusiera delante de él. Me gustaba sentir como mi cuerpo se sentía confiado, fuerte, y a la vez, aliviado porque la concentración de chakra tan inmensa que estaba aguantando, no era tan fuerte como en el propio libro decía. Vamos, un poco más. Seguía con el mismo ejercicio mientras que mi cabello empezaba a elevarse por la fuerza emitida debido al ejercicio constante de intentar controlar y almacenar todo el chakra de mi cuerpo. Ya está. Posé uno de mis pies en el árbol, notando como si estos quisieran pegarse a él con la soberana fuerza de mis gigantes. Viendo que esto podía llevarse a cabo, volví a mi posición actual, y tal alto como me fuera posible, salté para, con una gran fuerza, posar mis pies en el tronco del gran árbol. No pierdas la concentración, Yumi, o todo podrá volverse contra ti. Mi subconsciencia mi hablaba y me daba ánimos. Sabía que tal solo era yo y las palabras que yo misma me proporcionaba a mí. Seguí subiendo por el tronco del árbol hasta llegar a la gran copa que minutos antes tanto había ansiado. Con que esto es lo que me ha llevado a intentar controlar la habilidad… merece la pena. Salté de la copa del árbol para caer a la rama de otro y, de rama en rama, acabando por salir del bosque. Me sentía con fuerzas, tantas como para recorrer los doscientos metros que había hasta la casa corriendo. El sol todavía no amenazaba con salir y mi cuerpo, aunque fuerte, necesitaba las pocas horas de sueño que la noche podía darle. Así que nada más llegar, además de pegarme una ducha rápida, me metí en la cama mientras notaba que mis párpados se iban cerrando con la última visión del cielo estrellado de la noche, pero sin la luna ya en ese momento, puesto que el movimiento de la propia tierra impedía que allí estuviera para acompañarme.

La luz del sol despertó mis párpados. Estaba sudada por el calor que durante la poca noche que dormí, se cernía sobre mi cuerpo. No soportaba estar así, no lo soportaba para nada, así que lo primero que hice nada más levantarme fue darme otra ducha aunque esta más larga y placentera que la anterior. Bajé a la cocina con ansias de comer, y esperando que mi hermano estuviera allí ya, no había sabido nada de él desde que me despedí la noche anterior, así que, cuando le vi en la cocina, con su camiseta ensangrentada, no pude obviar la idea de que había estado entrenando. Esa herida puede ser peligrosa. Cogí en paño de la cocina y humedeciéndolo con agua, hice que mi hermano se sentara en una de las sillas de la cocina, para intentar curarle, aunque fuera poco, la herida de la cabeza. También eché a lavar el trapo que traía todo ensangrentado. Parece que nunca cambiarás. Y mientras que le curaba la herida, bajé y giré mi cabeza para darle a mi querido hermano, un beso en la mejilla. ¿Qué tal has pasado la noche, hermano?

Palabras y entrenamiento:
Palabras realizadas en este post: 1813
Palabras para el entrenamiento de habilidad: 1500
Palabras restantes: 313

Habilidad aprendida:

Trepar superficies verticales mediante chakra
Descripción: el ninja es capaz de trepar superficies verticales usando su chakra para mantenerse sujeto a la superficie del medio en el que trepa. Requiere una gran concentración para lograrlo.
Coste: 1pc por turno.
Requisitos: 20 o más en control del chakra.
Mejoras:
- Te permite trepar superficies verticales.
- 10puntos más a CCK.
Aprendizaje: 1500 palabras.
avatar
Yumi Hoshigaki

Cantidad de envíos : 9
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 19/05/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En brazos del mar

Mensaje por Kilik Hoshigaki el Jue Mayo 22, 2014 3:29 am

Pase toda la noche en vela, despierto en la cocina mientras miraba como amanecía, me gustaba ver como amanecía cada día sin excepción, me recordaba que siempre hay luz tras la noche, por oscura que sea. La luz bañaba mi piel pálida y el silencio reinaba en estos momentos hasta que entró Yumi en la cocina, con su alegría natural y su preocupación por verme ensangrentado. Intentó sentarme y quitarme la camiseta manchada de sangre, pero me opuse por completo, no quería que viese mis cicatrices ni preocuparla con mis problemas, tan solo quería que fuese feliz y que no se llevase sustos innecesarios, ya había tenido disgustos de sobra en el orfanato. Me aparté rápido intentando traquilizarla. -Estoy bien tranquila, me caí en la ducha, no es nada de lo que tengas que preocuparte.-Fui a la nevera y saqué el brick de leche poniéndolo en la encimera de la cocina, después saque de un armarito un bol y la caja de cereales que tomaba Yumi para desayunar normalmente-Desayuna rápido, te espera un día de entrenamiento, yo vuelvo a la cama, no he podido dormir mucho por el calor.- Dicho eso salí de la cocina con una mirada seria, mirando de reojo a Yumi con la esperanza de que creyese mis palabras, o por lo menos que no hablase mas del tema, después subí a mi cuarto y cerré la puerta despacio para no hacer ruido.

Me sabía mal mentir a Yumi, pero peor me sabía su preocupación hacía mí, no era necesaria. Me senté en la cama resoplando mientras me llevaba las manos a la cara y cerraba los ojos para relajarme-Algún día estarás preparada para todo Yumi…algún día…- Intenté descansar un poco, pero sin dormir, pues tenía que entrenar y no podía estar adormecido, ya dormiría más tarde, después me quité la camiseta y lo eche al cesto de la ropa sucia del baño que tenía mi cuarto mientras me limpiaba la herida de la cabeza frente al espejoFUCK, como duele maldita sea.- Murmuraba mientras la limpiaba y curaba con delicadeza, por suerte no parecía ser nada grave, tan solo una herida superficial.

Después de eso y de asearme como era debido me puse ropa limpia y miré al exterior entre las rendijas de la persiana por las que pasaba la luz-Puff… me espera un día largo…tengo que entrenar con mi hermana…- Una vez vestido y arreglado salí de mi cuarto para reunirme con Yumi en la cocina y coger una manzana mientras le miraba con una sonrisa-¿Sabes? He cambiado de opinión, entrenaré contigo, tengo ganas de ver lo que has mejorado enana.-Di un bocado a la manzana y mastiqué deprisa para seguir hablando sin comida en la boca-Vamos a fuera, te espero allí.- Entonces sin esperar a que ella acabase de desayunar salí de la cocina apresurado y cerré la puerta corredera para ir fuera y esperarla mientras tomaba el aire fresco hasta que saliera para ponernos a entrenar juntos nuestra técnica sin más dilación ni preámbulos

palabras:
llevo 50 palabras en este post
Utilizables 551
avatar
Kilik Hoshigaki

Cantidad de envíos : 7
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 19/05/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En brazos del mar

Mensaje por Yumi Hoshigaki el Jue Mayo 22, 2014 6:36 am

Me alegraba saber que mi hermano estaba bien, que aun quitando esa herida, se encontrara bien. Estoy bien tranquila, me caí en la ducha, no es nada de lo que tengas que preocuparte. ¿Qué se había caído en la ducha? Una duchita… sí, sí… De seguido, y sin dejar que le intentase curar la herida, sacó lo que solía tomar siempre en el desayuno, e intentando darme ánimos sobre el entrenamiento que hoy me esperaba, y avecinándome también que iba a ser en solitario, me avisó de que estaría en la cama todo el día y que se iba a dormir. Mientras que me aventuraba en mi desayuno, mi hermano me miró de reojo antes de salir de la cocina, y realmente necesitaba decirle algo, era su hermana, y no me iba a callar algo así. No sé a quién pretendes engañar diciéndome que ha sido en la ducha, pero tú mismo Kilik. Grité, sabiendo que me escucharía solo él, estando nuestros padres de viaje, con una notable risa en la onda del sonido. Era una mentira propia de Kilik, y me hacía gracia que lo intentase. Ais… este es mi hermano.

Me puse a desayunar, tenía hambre la verdad. Después de haber estado entrenando, y sabiendo que necesitaba coger fuerzas, desayuné en abundante aunque todo despacio y a su debido tiempo, no quería que se me atragantara todo y me hiciera daño al estómago. Después de desayunar, recordé que había que hacer algunas cosas en casa para que nuestra madre no tuviera mucho trabajo, fuera cuando fuese su llegada. Me levanté, con todo lo de la mesa, para recogerla y limpiar un poco, a su vez, enjaboné los platos, y los limpié. A su vez, también subí a mi habitación e hice la cama, recogí mi habitación a toda velocidad, cogí mi ropa sucia y la eché a un balde que teníamos en el baño para la ropa sucia y recordé la camiseta ensangrentada de mi hermano. Como eso no se limpie se posará la mancha. Por lo que subí por las escaleras de dos en dos, estaba llena de vitalidad. Entré en la habitación de mi hermano, sin picar ni nada porque sabía que estaba en la ducha, el agua corría, y yo la oía. Cogí el cesto de la ropa sucia de mi hermano, lo bajé al mismo balde donde había dejado la mía y volví a subirlo para arriba. Acto seguido, volví a subir a mi habitación a pensar un rato sobre todo un poco, sobre mí, mi técnica y todo lo que debía entrenar, hasta que en un momento, recordé que había dejado en la cocina, la bolsa de basura sin cambiar, y aunque no había cosa que menos me gustase que coger una bolsa con basura, sé que debía hacerlo.

Una vez realicé el trabajo, sentí unos pasos detrás de mí, era mi hermano. ¿Sabes? He cambiado de opinión, entrenaré contigo, tengo ganas de ver lo que has mejorado enana. Y sin que pudiera decirle nada me anunció que me esperaría fuera, corrió la, valga la redundancia, puerta corrediza y seguramente saldría a esperarme fuera. ¿Entrenar con mi hermano? Porque creo que esto acaba en combate… Subí a mi habitación con la misma vitalidad, me sequé el poco sudor que tenía de lo que había hecho en casa. Pues no puedo perder. Dije mientras me ponía mi collar en el cuello y mi pañuelo púrpura en el pelo, de modo que mi pelo quedara atado hacia atrás y así, no me molestara por si un combate surgía. De ese modo, salí al encuentro de mi hermano, el cual estaba respirando fríamente el cálido aire que hoy se podía respirar. Me coloqué delante de él, a dos metros exactos. ¿Y bien? ¿Comenzamos ya? Coloqué mi pierna hacia atrás, poniendo mi cuerpo en un ángulo más perfilado y una de mis manos más adelantada que la otra. Aunque me gustaban los entrenamientos, sabía que en los que más debía esforzarme eran en los que realizaba con mi hermano. No me gusta que me veas como una ninja frágil y sin defensa alguna, ahora te mostraré que puedo ser tan dura como tú.

Palabras:
Palabras restantes del anterior post: 313
Palabras de este post: 694
Palabras totales: 1007
avatar
Yumi Hoshigaki

Cantidad de envíos : 9
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 19/05/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En brazos del mar

Mensaje por Kilik Hoshigaki el Miér Mayo 28, 2014 6:43 am

Al fin Yumi salió de casa tras hacer sus quehaceres, lista para entrenar, sin embargo se encontraría con una lección que no olvidaría nunca en la vida. Ella salió por la puerta principal pero no sabría que la furia del tiburón se le vendría encima y menos que vendría de su propio hermano mayor. Estaba preparado para el combate, a unos cinco metros escasos de ella y habiendo realizado ya la técnica de duplicación con cinco imágenes de mí mismo, preparado para entrenar hasta que mi sangre saliese de mi cuerpo a borbotones, y ella también se había preparado, colocándose en una postura perfilada y cómoda para el movimiento. Ya preparados los dos para enzarzarnos en una lucha las cinco copias de mí mismo estaban delante mía, siendo así imposible reconocerme entre ellas, a no ser que fuese lo suficientemente inteligente, cosa que por nuestro nivel dudaba. Tres de estas fueron hacia ella sin duda ni demora, mientras las otras dos actuaban como muro, ocultándome de la vista de mi hermana, siendo la ocasión perfecta para que las imágenes se viesen atravesadas y desaparecidas por un tiburón acuático que sería oculto por las imágenes que iban a por ella, pues estas, aunque simples imágenes no dejaban traspasar la luz, por ello cuando estas fuesen a impactar desaparecerían, sin embargo, el tiburón acertaría en la diana y yo habría realizado otro sello con mis manos aún por entrenar en su habilidad, quedando oculto en a saber que ni dónde.

La estrategia era quizás muy agresiva y como no bastante elaborada, pero aún tenía fallos, aún podía ser insuficiente para vencer a mi enemigo y eso no lo podía permitir de ninguna manera, todavía tenía que seguir entrenando hasta el cansancio y estar al borde de la muerte para ser capaz de ser intocable, aunque no iba por mal camino. Además este ataque no era para matar, sino para ver cómo se desenvolvía Yumi en el campo de batalla y que así pudiese limar sus errores y mejorase, pues no nos engañemos, yo no estaría siempre ahí para defenderla, tarde o temprano moriría o no sería capaz de seguir el camino que ella recorriese. Me sabía mal atacar de forma tan indiscriminada a mi propia hermana pequeña, pero era por su propio bien y por el mío, para que engañarnos, yo también quería mejorar.

Mientras comenzó el combate no podía dejar de sonreír, de enseñar mis afilados colmillos, de preguntarme a que sabría su sangre o cuánto podría sangrar yo mismo con sus golpes, todo esto…combatir, luchar, entrenar de formas tan duras, mi ritmo de vida en general empezaba a insensibilizarme, a volverme frío ante las heridas y el sufrimiento, incluso podría decir con algo de miedo y pavor que, me empezaba a causar placer ver mi sangre correr, y mas aún si era la sangre de mis oponentes la que fluía de sus cuerpos entre mis dedos por mi culpa, era algo que debía mantener en secreto y agarrarme a la cordura que me quedaba, aunque no fuese mucha la verdad.

info:
- Fuerza (FUE) :10
- Velocidad (VEL) : 40
- Resistencia (RES) :10
- Inteligencia (INT) :10
- Control del Chakra (CCK) :50
- Reflejos (REF) :50
- Destreza (DES) :30


STATS:

- PV (Puntos de vida) : 90 PV
- PC (Puntos de Chakra) : 140 PCK

PODER DE JUTSUS:

- Ninjutsu: 7(+2)=9
- Taijutsu:
- Genjutsu:
- Kenjutsu: 7
acciones:
-1 jutsu oculto

2-Bunshin no Jutsu
Técnica de Replicación
Requisitos: un sello con ambas manos
Tipo: Ninjutsu
Rango: D
Carácter: suplementaria
Efecto: genera copias intangibles del Ninja usuario. Son simples ilusiones, y se disiparán si algo entra en contacto con ellas
Chakra: 2 Chakra por clon (máximo 5 clones, + 1 por nivel)
Descripción: esta técnica crea imágenes clónicas del Ninja usuario. Sin embargo, no son sólidas, y normalmente se limitarán a desaparecer si algo entra en contacto con ellas. Un oponente de mayor inteligencia será capaz de reconocerlas simplemente por el hecho de que no interactúan con el entorno, por lo que no levantarán polvo al correr ni moverán hierba o similares a su paso.

Suiton: Mizukiba
Elemento Agua: Colmillo de Agua
Requisitos: un sello con una mano
Tipo: Ninjutsu
Condición: ofensiva
Rango: D
Daño: 20 PV
Coste: 10 Chakra
Descripción: el Ninja agita una mano hacia el enemigo y genera un pequeño tiburón de agua con dientes muy afilados que muerde al enemigo.
gastos y daño:
Kilik:
PV:90
PCK:140-30=110 PCK

Yumi
PV: 90-20(+9NIN)=61 PV
PCK:130 PCK
plabras:
-En este post: 510
-Por acumulación1061
avatar
Kilik Hoshigaki

Cantidad de envíos : 7
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 19/05/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En brazos del mar

Mensaje por Yumi Hoshigaki el Miér Mayo 28, 2014 12:08 pm

Parece que no estás solo. ¿Qué pretenderá con esto? Una vez estuve en la posición delante de mi hermano a dos metros, y viendo la incesante gente que había, supuse que esto no sería un simple entrenamiento, por lo que antes de que mi hermano y sus cinco amigos hicieran nada, decidí tomar alguna que otra precaución. Me moví hacia atrás, moviéndome en un segundo hasta la distancia de cinco metros de mi hermano. ¿Qué quieres hacer con esos amigos tuyos, hermano? Para cuando volví a intentar moverme, pude ver que tres de los Kilik se movían hacia mí a una velocidad mínima. En esto sabía que llevaba ventaja, puesto que mi hermano era algo más lento que yo y podía tomarlo en mi ventaja. Si ninguno de esos tres Kilik es él, por la composición de los clones no podrá ver mis movimientos, del mismo modo que yo no veo los suyos. No me paré al movimiento de los tres Kilik, si no que seguí hacia atrás hasta colocarme a ocho metros de mi hermano y alguno menos de los tres clones que venían hacia mí. Ocho metros que no habían sido en vano si no que, según me movía hacia atrás, realicé un sello con ambas manos. Suiton: Mizurappa. Así fui dejando que una gran masa de agua fluyera de mi boca, masa de agua que iría a parar a los tres clones y en defecto de que fueran verdaderos, a lo que hubiera detrás, de no ser porque algo más grande se los cargó antes.

Pude distinguir que los clones se verían desvanecidos por un gran montón de agua que formaba un gran tiburón. Así que juegas fuerte, eh Kilik. Podía distinguir que esa gran masa de agua en forma de tiburón era el jutsu más básico de los Hoshigakis y que yo conocía también. Por lo que podía ver, un Mizukiba y un Mizurappa, dos jutsus cada uno formado de agua, pero cuyo chakra del que estaba formado era completamente diferente. El Mizukiba estaba formado del chakra de mi hermano y el Mizurappa estaba formado del mío. No tardaron nada en colisionar los dos golpes. Al parecer esto estará bastante animado. Por la colisión se pudo comprobar que los dos golpes, aun siendo de distinto ninja, estaban bastante a la par, algún que otro desajuste, pero los dos se desvanecieron en el aire formando una pequeña explosión de agua y gases.

Genial, parece que incluso mis jutsus pueden competir contra los de Kilik. La verdad que me sentía bien por haber podido bloquear un jutsu de mi hermano con uno mío, el chakra de los dos era completamente distinto, estaba claro que él tenía algo más de chakra y que él estaba más formado en el entrenamiento, pero eso no quería decir que yo fuera a perder este entrenamiento o combate. De ninguna manera.

Cuando los dos jutsus colisionaron, tomé prestada la estrategia de Kilik para mí y me agencié sus jutsus. Un sello con ambas manos formé en la mías, estando a ocho metros de la posición en la que estaba los clones y el Kilik verdadero, si es que en algún momento estuvo ahí, y a mi alrededor se formó un pequeño ejército de cinco Yumis. En cuanto estuvieron formados, dos Yumis se colocaron delante, mientras que otros dos se colocaron cada uno a un lado y el último detrás. De este modo, por delante nadie podría ver el centro del círculo mientras que por los lados y detrás sería una posibilidad entre mil de verlo. Vamos Kilik, juguemos a tu juego... pero con mis normas.

Información de Yumi:
ATRIBUTOS:

- Fuerza (FUE) : 10
- Velocidad (VEL) : 50
- Resistencia (RES) : 10
- Inteligencia (INT) : 10
- Control del Chakra (CCK) : 50
- Reflejos (REF) : 50
- Destreza (DES) : 20


STATS:

- PV (Puntos de vida) : 90
- PC (Puntos de Chakra) : 130

PODER DE JUTSUS:

- Ninjutsu: 14 [+2] = 16
- Taijutsu:
- Genjutsu:
- Kenjutsu:
Acciones y jutsus:
2 acciones ocultas
1 jutsu oculto


Jutsus utilizados:

2-Bunshin no Jutsu
Técnica de Replicación
Requisitos: un sello con ambas manos
Tipo: Ninjutsu
Rango: D
Carácter: suplementaria
Efecto: genera copias intangibles del Ninja usuario. Son simples ilusiones, y se disiparán si algo entra en contacto con ellas
Chakra: 2 Chakra por clon (máximo 5 clones, + 1 por nivel)
Descripción: esta técnica crea imágenes clónicas del Ninja usuario. Sin embargo, no son sólidas, y normalmente se limitarán a desaparecer si algo entra en contacto con ellas. Un oponente de mayor inteligencia será capaz de reconocerlas simplemente por el hecho de que no interactúan con el entorno, por lo que no levantarán polvo al correr ni moverán hierba o similares a su paso.

1: Suiton: Mizurappa
Elemento Agua: Onda Violenta de Agua
Requisitos: un sello con una mano
Tipo: Ninjutsu
Rango: D
Carácter: ofensiva
Daño: 18 PV
Chakra: 9 Chakra
Descripción: el Ninja expulsa por la boca un chorro de agua a presión que golpea y rechaza al enemigo.
Gastos y daños:
Yumi:
PV: 90
PC: 130 - 9 (Mizurappa) - 10 (Bushin) = 111

Kilik:
PV: 90
PC: 120
Palabras:
Palabras de este post: 599
Palabras totales: 1007 (+599) = 1606
avatar
Yumi Hoshigaki

Cantidad de envíos : 9
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 19/05/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En brazos del mar

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.