Contador de Visitas IMG
Visitas
Contador Web
Contador de Palabras IMG
Contador de Palabras

Mejores Posteadores IMG
Los posteadores más activos de la semana

Mejores posteadores IMG
Img Quien está en linea
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 24 el Vie Sep 28, 2012 8:50 am.
Img Ultimos temas
Últimos temas
» BoGyGaniiiii
Vie Jul 04, 2014 8:52 am por Yuurei

» Presentación de Kenji
Lun Jun 23, 2014 2:05 am por Kenji

» Primer Contacto
Sáb Mayo 31, 2014 3:28 am por Ikum

» Entrenamiento.
Jue Mayo 29, 2014 11:53 am por Yumi Hoshigaki

» En brazos del mar
Miér Mayo 28, 2014 12:08 pm por Yumi Hoshigaki

» País de las Olas (Enclave Especial Post Oficial)
Miér Mayo 28, 2014 6:01 am por Kirugani

» País de la Lava (Enclave Especial Post Oficial)
Miér Mayo 28, 2014 6:01 am por Kirugani

» País de la Muerte (Enclave Especial Post Oficial)
Miér Mayo 28, 2014 6:00 am por Kirugani

» País del Hierro (Enclave Especial Post Oficial)
Miér Mayo 28, 2014 6:00 am por Kirugani

» Villa Oculta de la estrella (Enclave Especial Post Oficial)
Miér Mayo 28, 2014 5:59 am por Kirugani

Licencia de Creative Commons
Naruto Mundo NM by Kirugani is licensed under a Creative Commons 3.0 Unported License.

Dios creó la tierra, yo la moldeo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Dios creó la tierra, yo la moldeo

Mensaje por Agito Hoshigaki el Mar Jun 12, 2012 9:18 am

Hoy Kenko iba a aprender posiblemente el jutsu mas poderoso que jamás había conocido hasta la fecha, un jutsu que incluso Gaia, creadora de la tierra, no realizaba por miedo a las consecuencias que podía traer, un jutsu que permitía reconocer el terreno en el que estabas, sino directamente moldearlo a tu gusto como si de arcilla húmeda se tratase, esta técnica era considerada como las poderosa y compleja que los ninjas del elemento Doton fueron pasando generación tras generación, pero Kenko debía aprenderla, pues era muy útil, podía ser defensiva como ofensiva o tan solo para cambiar el terreno y que le resultase mas cómodo luchar en él, a fin de cuentas, sabría como es el lugar donde lucha a la perfección.

Kenko ya se encontraba en la sala de entrenamiento especial de Iwagakure, situada en el edificio del Tsuchikage, no quería que nadie le molestase, pues necesitaría máxima concentración y dedicación completa para poder realizar la técnica. Se encontraba sentado en el suelo, encerrado en su propio subconsciente para hablar con el demonio que tenía encerrado en su propio cuerpo, pidiéndole ayuda para poder realizar el jutsu con más facilidad.Alló, dentro de su mente, se veía una sala oscura y vacía, llena de vapor, que guardaba dentro de esta una enorme celda que encerraba al demonio de las cinco colas, para evitar que las puertas de dicha celda se abriesen había colocado un sello que ponía ''cerrado'' en una letra japonesa del abecedario Kanji antiguo, parecía poco, pero el sello era mas que suficiente para mantener dentro de su cuerpo a esa enorme fiera dispuesta a sentenciar a la humanidad. Tras ver todo aquello Kenko miró fijamente a la celda, pudiendo diferenciar don bolas luminosas entre la oscuridad y el vapor dentro de esta, sin duda eran los ojos del Gobi, allí presente.

-Gobi, necesito tu ayuda de nuevo para aprender una técnica-dijo en un tono serio, poco propio de él.

-¿Mi ayuda?, buscare a otro, yo ya te ayudé en su momento y me arrepiento de ello-replicó la bestia con un tono enfadado.

-Kokuou, no te estoy pidiendo que me ayudes, te lo estoy exigiendo, vives en mi cuerpo y por tanto me perteneces, si los dos queremos vivir, ambos debemos colaborar el uno con el otro-le explicó mientras le exigía su ayuda

-Me da igual lo que digas, ademas, has dicho que ambos debemos colaborar, yo ya te presté ayuda en una ocasión.¿Que me has dado tu a cambio?-volvió a replicar en un tono mas chantajista. Se veía que el demonio no estaba contento con estar encerrado, a decir verdad, era obvio que no le gustaba, a nadie le gusta estar encerrado cumpliendo ordenes de un chaval, pero esa es su penitencia por todos sus pecados.

-Kokuou, si me ayudas, te permitiré salir de forma controlada en ciertas ocasiones-Negociaba Kenko para que le prestasen ayuda.

-Bueno, menos da una piedra, esta bien, te cederé mi poder para que puedas aprender esta técnica, pero una vez aprendida, usaras tu propio poder.¿Entendido?

-Gracias demonio, lo veo justo-tras las negociaciones Kenko sonrió al igual que el Gobi, por lo visto comenzaban a entenderse.

Tras la larga conversación entre esos dos seres aquella sala comenzó a llenarse de vapor hasta que no se viese ni un solo ápice en ella, entonces Kenko se despertó de aquel trance con un aura de chakra blanco rodeando le, quedaba bien claro que era el chakra del demonio de las cinco colas, Kokuou, que le prestaba su poder por aquel momento, tras despertarse, Kenko se levantó rápidamente mientras realizaba un sello con ambas manos, tras levantarse y realizar el sello se detuvo unos segundos para concentrar el chakra debidamente y no perder mas del necesario, entonces el Tsuchikage, un puesto bien merecido que tenía, se colocó en cuclillas tocando el suelo con ambas manos y comenzó a expandir su chakra por el terreno que le rodeaba, una vez expandido el chakra, por este, Kenko comenzó a enviar ordenes desde su propia mente, para modelar el entorno como le viniese en gana. Al principio el cambio era lento pero tras unos segundos toda la sala se llenó de estalactitas muy puntiagudas que salieron del suelo, de haber habido un enemigo, no sería mas que un colador, después al rededor de Kenko se formó una cúpula de roca que le protegería de un duro golpe y como acto final todas las estalactitas, la gran cúpula, todo lo que había formado desapareció y la sala volvió a estar como si nada hubiese pasado

palabras:
requeridas:720

utilizadas:756

jutsu:
Doton: Uitempen
Elemento Tierra: Rueda de la Fortuna
Requisitos: un sello con ambas manos + tocar el suelo con ambas manos
Tipo: Ninjutsu
Condición: ofensiva/defensiva/suplementaria
Rango: S
Daño: Causa 250 PV o defiende 250 PV de daño (se debe especificar su tamaño y forma)
Chakra: 150 Chakra (Máximo 4 por turno)
Descripción: La manifestación más compleja de la técnica Doton, que permite al Ninja transformar al terreno a su antojo, generando cualquier forma rocosa que su mente sea capaz de concebir: espinas, rocas, cuevas, túneles… en cualquier lugar en el que previamente ya hubiera rocas o tierra, incluso bajo el agua. Ésta técnica tiene infinitos usos, desde ataques a defensas, crear asideros, túneles para acceder a nuevas zonas, laberintos, etc.
avatar
Agito Hoshigaki
Renegado
Renegado

Cantidad de envíos : 762
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 09/01/2012
Edad : 22

Estatus
Rango Off: -
Recompensa (Renegados): -

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.