Contador de Visitas IMG
Visitas
Contador Web
Contador de Palabras IMG
Contador de Palabras

Mejores Posteadores IMG
Los posteadores más activos de la semana

Mejores posteadores IMG
Img Quien está en linea
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 24 el Vie Sep 28, 2012 8:50 am.
Img Ultimos temas
Últimos temas
» BoGyGaniiiii
Vie Jul 04, 2014 8:52 am por Yuurei

» Presentación de Kenji
Lun Jun 23, 2014 2:05 am por Kenji

» Primer Contacto
Sáb Mayo 31, 2014 3:28 am por Ikum

» Entrenamiento.
Jue Mayo 29, 2014 11:53 am por Yumi Hoshigaki

» En brazos del mar
Miér Mayo 28, 2014 12:08 pm por Yumi Hoshigaki

» País de las Olas (Enclave Especial Post Oficial)
Miér Mayo 28, 2014 6:01 am por Kirugani

» País de la Lava (Enclave Especial Post Oficial)
Miér Mayo 28, 2014 6:01 am por Kirugani

» País de la Muerte (Enclave Especial Post Oficial)
Miér Mayo 28, 2014 6:00 am por Kirugani

» País del Hierro (Enclave Especial Post Oficial)
Miér Mayo 28, 2014 6:00 am por Kirugani

» Villa Oculta de la estrella (Enclave Especial Post Oficial)
Miér Mayo 28, 2014 5:59 am por Kirugani

Licencia de Creative Commons
Naruto Mundo NM by Kirugani is licensed under a Creative Commons 3.0 Unported License.

Búsqueda de un destino incierto.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Búsqueda de un destino incierto.

Mensaje por Ryuumei Futori el Jue Ago 08, 2013 3:02 am

¿Cuántos días llevaba ya vagando sin rumbo, en este frío y cerrado invierno que amenazaba cada vez más con devorarme? Esa pregunta me la hice durante los días que estuve viajando por tierra firme, tras dejar el inabarcable océano atrás, junto con mi embarcación, en un pequeño puerto abandonado y prácticamente derruido, total, no pensaba volver a usarla en mucho tiempo. El frío invernal me calaba hasta los huesos a pesar de ir bien cubierto, lo que me obligaba a gastar mi chakra en mantener una temperatura constante, una situación que se acentuaba en las llanuras del país de la Lluvia, en las cuales me encontraba tras atravesar los ahora blancos bosques del país del Fuego, en los que me crié feliz con mis hermanos; juntos veíamos impresionados los cambios provocados en sus frondosas ramas con el paso de las estaciones, la bella floración de primavera, y que durante el verano mantiene fresco y verde a su macizo señor, para luego dar paso a un parduzco color, predominando en otoño, para luego abandonarlo en invierno, dejándole totalmente desnudo e indefenso ante el blanco manto de nieve que en esta estación se cierne sobre ellos, para luego volverse a repetir este proceso, era algo mágico.

Continué andando por estos encharcados y gélidos parajes, arropado mi cuerpo al completo por una capa larga de tonalidad parda, cuyo borde inferior se encontraba totalmente desgarrado y manchado por los días de viaje, mi cabeza se encontraba totalmente cubierta, tapando mi rostro a la vista de los demás por medio de sombras, asta poco más abajo de la nariz, con el fin de resguardarme de la lluvia, que como si de un martillo se tratase sobre mí caía sin piedad, Katze por su parte no paraba de clavar sus uñas en mi hombro y omóplato izquierdo, intentando sustraer el calor que su pelaje y mi resguardo no le daban del jutsu que llevaba manteniendo ya desde hace mucho tiempo atrás. No podía precisar en qué momento del día nos encontrábamos, pues las negras nubes no dejaban paso alguno a los rayos de un sol que no podía si no retirarse derrotado, pero podía estar seguro que la noche pronto caería, cosa contraproducente en todos los aspectos.

Mucho tiempo había estado vagando como caminante sin camino, contemplando tan diversos parajes, en pos de encontrar mi destino, el cual, estaba seguro, no encontraría en los que en un pasado fueron mi hogar, aunque, tal vez, esta repentina necesidad de encontrar mi sino, y junto con el mi motivo para volver a levantar en puño contra mis enemigos, solo fuera hasta cierto punto una excusa para emprender esta estúpida búsqueda de ella, aquella joven de celestes cabellos por la que mi vida estuve a punto de entregar en pos de su seguridad en los accidentados últimos exámenes Chunin, aquella Flor de Hielo, pues así había decidido nombrarla en desconocimiento de su auténtico nombre, que no era capaz de sacarme de la cabeza, y que precisaba de ver al menos una vez más, con el fin de despejar de una vez mis dudas para con su persona. Si, sin duda, esa joven había sido una de las razones para emprender esta alocada marcha por el mundo, un objetivo temporal, que esperaba diera paso a uno mucho mayor, uno que me sacara de mi trance de una vez, y para siempre, hasta el final de mis días, cual sería este, ni Dios mismo podía saberlo.

El cansancio de mi cuerpo pronto alcanzó la magnitud del de mi mente, por lo que me refugié de la lluvia en una pequeña hendidura que del interior de la tierra salía, donde encendí un pequeño fuego, alrededor del cual, me dispuse a descansar.

__________________________________________________________________________

Info:
ATRIBUTOS:

- Fuerza (FUE): 10
- Velocidad (VEL): 150 (Vel máx: 15 km/h, altura de salto 2m.)
- Resistencia (RES): 10
- Inteligencia (INT): 150 [+300] = 450
- Control del Chackra (CCK): 190 [+320] = 510
- Reflejos (REF): 300
- Destreza (DES): 50


STATS:

- PV (Puntos de vida) : 220 Pv.
- PC (Puntos de Chakra) : 1310 Pck.

PODER DE JUTSUS:

- Ninjutsu: 18 (+30) = 48
- Taijutsu: 0
- Genjutsu: 13 (+30) = 43
- Kenjutsu: 0 (+2) = 2
acciones:
2: Katon: Chibiko
Elemento Fuego: Llama Minúscula
Requisitos: ninguno
Tipo: Ninjutsu
Rango: D
Carácter: suplementaria
Daño: 10 Pv
Chakra: 6 Chakra
Efecto:
- Puede usarse para iluminar zonas oscuras o para prender objetos inflamables.
Descripción: el Ninja concentra un poco de Chakra en la palma de la mano, el Ninja crea una pequeña bola de fuego que puede usar para dar luz, o quemar pequeños objetos inflamables como un papel, un pergamino o incluso como arma arrojadiza, aunque no tiene mucha potencia.

3: Fukusha Netsu
Radiación de Calor
Requisitos: concentrarse
Tipo: Ninjutsu
Rango: D
Carácter: suplementaria
Chakra: 7 Chakra activar + 3 Chakra por turno mantener
Efecto: aumenta 10pv el daño del Katon, reduce en 10 pv el del Hyoton.
Descripción: mediante esta técnica el Ninja es capaz de aumentar la temperatura de su cuerpo, pudiendo así sobrevivir en climas fríos. También puede usarlo para aumentar el poder de sus técnicas Katon.

1 jutsu oculto.
gastos y daños:
- PV (Puntos de vida) : 220 Pv.
- PC (Puntos de Chakra) : 1310 - 13 = 1297 Pck.
avatar
Ryuumei Futori
Renegado
Renegado

Cantidad de envíos : 28
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 20/11/2012

Estatus
Rango Off: -
Recompensa (Renegados): -

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Búsqueda de un destino incierto.

Mensaje por Reika el Mar Ago 13, 2013 8:41 pm

El invierno ha llegado con calma, a su debido momento, a la villa oculta de la lluvia. Es raro sentir al fin los fríos copos de nieve que de vez en cuando caen sobre mi piel, enfriándola aún más si es posible, cuando las temperaturas bajan más de lo normal. Me gusta salir de casa y caminar bajo la lluvia sea cual sea la época del año, pero cuando hace más frío me siento como en el hogar. No es tanta la gente que sale de sus casas para llenar las calles de la villa, lo que hace más cómodos los paseos, aunque hay también menos actividad con respecto a la vida Shinobi y al Amekage.

Se me hace extraño pensar que, tras haber acudido al último examen de ascendencia a Chunin, regresé a la villa con un rango del que ni tan siquiera hago uso como es debido. Hace mucho tiempo que no me entreno o que no mantengo relación con ninguna persona de la villa. Ciertamente, puedo ser bastante antisocial. Sin embargo, eso no me impide salir de vez en cuando para no volverme sola o sentirme descuidada. Por extraña que sea mi personalidad, yo también tengo necesidades, como y esas cosas.

A veces sueño con aquel chico que guardó consigo mi consciencia durante el examen, no sé por qué. Gracias a que quedé inconsciente, ni tan siquiera sé aún lo que ocurrió allí. Dicen que algo pasó, pero aunque escuche conversaciones a hurtadillas no suelo entablar conversación con quien lo comenta. Lo único que recuerdo de aquella vivencia después de la presentación y el comienzo del combate, es un rostro.

De camino a quién sabe dónde, paso por delante de una frutería cuyo dependiente charla amistosamente con su cliente, una señora bastante regordeta. Yo tengo un poco de hambre, lo que me anima a estirar el brazo y alcanzar una de esas deliciosas manzanas. Ni tan siquiera se da cuenta, tengo bastante práctica de tiempo atrás, aunque ahora no suela seguir igual. Lo que hago a continuación es simplemente llevarme la fruta a la boca y alimentarme un poco mientras camino, con la cabeza en cualquier parte.

Si lo pienso, he cambiado bastante desde el momento en que vi a ese chico. ¿Tal vez fue él quien me cambió? Pienso que yo antes era más egocéntrica, pero hace meses que no  me muestro como anteriormente. No recuerdo bien mi propia forma de comportarme ante algo, pero me alegra pensar que él trajo calma a mi mente. Tal vez yo empezaba a volverme loca después de tanto tiempo en soledad y sin nada por lo que luchar más que una cordura que estaba perdiendo. Ahora, si me doy cuenta, vivo con la esperanza de encontrarle algún día y preguntarle qué pasó, qué hizo para llevarse a esa chica que solía ser.

Quién sabe si el día que le encuentre volveré a ser la misma o si ya no seré igual. Realmente, ni tan siquiera soy capaz de distinguir si me alegro o entristezco después de haber cambiado. Vivir así es un tanto más… calmado. Me entristezco cuando pienso en mi hermana y en la vida anterior a venir a Amegakure, pero no tanto como cuando no tenía qué hacer para distraerme y no pensar demasiado en mi forma de vivir.

Sin embargo, lo que ahora ocupa mi mente son sus ojos, su manera de silenciarme. Ni siquiera miro dónde piso o hacia dónde voy hasta el momento en que descubro que he salido de la villa para llegar a las llanuras del país. Aquí llueve bastante más, si cabe, aunque realmente no termina de importarme. Estoy acostumbrada al frío, a la lluvia y a todo lo que supone Ame en invierno. Aunque tal vez no sea buena idea enfriarse con el estómago prácticamente vacío, sin suficiente energía para mantener caliente el propio cuerpo.

Me replanteo durante un rato el hecho de volver a casa y tomar algo, hasta que, al pasar junto a una hendidura, descubro por el rabillo del ojo algo que parece ser fuego. ¿Una persona refugiándose en el país de la lluvia con una pequeña hoguera? Quien haya decidido venir aquí en esta época del año sin la preparación correspondiente no piensa bien lo que hace.

Me acerco un poco, intentando descubrir si hay alguien, y veo lo que parece una persona encogida sobre su propio cuerpo, intentando entrar en calor, con un animal sobre el hombro. Me pregunto quién puede ser, pero lo más seguro es que no logre adivinar su identidad ni viéndole el rostro. Tal vez debería dar media vuelta y regresar ya a casa, antes de que empiece a llover con más intensidad o a nevar. A este paso cogeré un resfriado, por raro que sea viniendo de un Yuki.

Sin más remedio, un estornudo revela mi presencia. ¿Qué es lo que me impide echarme atrás?

_________________
avatar
Reika
Chunin Ame
Chunin Ame

Cantidad de envíos : 66
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 30/06/2012

Estatus
Rango Off: -
Recompensa (Renegados): -

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.